Mundo

López Obrador y Alberto Fernández formalizan su alianza progresista en un homenaje a la Independencia

López Obrador y Alberto Fernández formalizan su alianza progresista en un homenaje a la Independencia

Doscientos años después de que los generales de los ejércitos 'realista' e 'insurgente' firmasen el plan que desencadenó la independencia de México, Andrés Manuel López Obrador y su homólogo argentino, Alberto Fernández, han encabezado un evento conmemorativo en la ciudad de Iguala cargado de simbolismo e intenciones. Ambos líderes han reiterado la necesidad de 'hermanar' a todos los pueblos de América Latina, como ya hicieran los héroes independentistas, y se presentan como alternativa para encabezar un eje progresista que atraviese el continente de punta a punta.

"Tal vez sea hora, en este bicentenario que hoy celebra México, que en Iguala nazca un nuevo plan para la América toda, es el deber que tenemos. Que nuestro continente cambie, no depende de otros, depende de nosotros. Y si San Martín tuvo coraje y si Guerrero tuvo coraje, ¿cómo no lo vamos a tener nosotros?", se preguntaba Alberto Fernández durante el último acto oficial de su visita de tres días a México. El presidente argentino recordó las similitudes de todos los procesos de Independencia en la región y reclamó recuperar ese espíritu fraterno para lograr "una América Latina integrada, unida, que luche en conjunto para sacar de la pobreza a millones de compatriotas".

López Obrador respondió al llamamiento de Fernández recordando que México y Argentina "son naciones hermanas, nuestros pueblos han luchado siempre por la libertad y no pocas ocasiones esas luchas se han entrelazado" y ha reconocido que la Independencia solo fue posible gracias "al debilitamiento del poder de la corona española y por el empeño y la lucha de los pueblos de América por abolir la esclavitud y hacer valer la justicia". Asimismo, el presidente mexicano ha confesado que la nación que lidera es un proyecto inacabado, ya que "permanecen intactas las estructuras de dominación heredadas del antiguo régimen, como nos ocurrió tras la Independencia con la perpetuación de prácticas coloniales, esclavistas y autoritarias".

Antes de finalizar su discurso de 25 minutos, López Obrador ha reiterado su cariño y admiración por Alberto Fernández: "muchos mexicanos recuerdan con admiración a Diego Armando Maradona y no dejan de invocar el arrojo y la congruencia de Ernesto 'Ché' Guevara y yo, en especial, también le admiro a usted, digno presidente de Argentina". Esta visita oficial ha permitido al líder mexicano reforzar su posición internacional, después de un aislamiento autoimpuesto que solo rompió para visitar a Donald Trump el pasado mes de julio.

A la sombra de una monumental bandera mexicana, medio centenar de invitados han sido testigos de este encuentro que formaliza, en homenaje a la Independencia, la alianza estratégica de López Obrador y Alberto Fernández. Entre ellos había gobernadores, ministros, alcaldes, académicos, altos mandos del Ejército y los embajadores de Francia, El Salvador, Haití y República Dominicana. Según ha podido confirmar EL MUNDO, la Embajada de España no ha recibido ninguna invitación, a pesar de representar a un actor fundamental del evento que se conmemora. La carta que López Obrador envió a Felipe VI reclamando unas disculpas por la Conquista ha tensado mucho las relaciones entre ambos países y dificulta la participación de España en los aniversarios históricos que México celebra este año.