España

El primo de Juan Carlos I rompe su silencio tras la regularización del Rey emérito: "Ni la fundación Zagatka ni sus fondos son de su propiedad"

El primo de Juan Carlos I rompe su silencio tras la regularización del Rey emérito:

El primo de Don Juan Carlos, Álvaro de Orleans-Borbón, ha remitido a EL MUNDO un comunicado en el que se pronuncia, por primera vez, sobre la regularización fiscal del Rey Emérito, que ha pagado voluntariamente 4,4 millones a Hacienda por los regalos recibidos en forma de viajes durante los últimos años de esta entidad.

Según Orleans, propietario de la Fundación Zagatka, que pagó vuelos privados del monarca por importe de al menos 8 millones de euros, "el hecho de que el Rey haya regularizado su situación tributaria no significa, en absoluto, que la fundación o sus fondos fueran de su propiedad".

Orleans subraya que "la Fudnación Zagatka le pertenece única y exclusivamente a él" como "fundador y único propietario de la misma". "Por lo tanto", indica, "es falso que sea una sociedad pantalla o instrumental o esté acusada de serlo". "Tampoco es cierto que sea su testaferro o fiduciario y, de hecho, no estoy siendo objeto de ningún procedimiento penal en Suiza, España o en cualquier otro país", enfatiza.

Asimismo, se pronuncia sobre "el comunicado de la defensa legal del Rey Juan Carlos" y recalca que ésta "no afirma en ningún momento que éste haya prestado servicios a la Fundación Zagatka. Los servicios a los que se refiere el comunicado forman parte de los gastos de viaje, como pueden ser servicios de agencias de viaje".

"Como es sabido, como parte del objetivo de la Fundación y fruto del compromiso heredado por mi padre y mi abuelo, puse voluntariamente a disposición del Rey Don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje". Apostilla que "desciende de una familia que, dada su elevada posición económica, ha transmitido a sus generaciones el compromiso de apoyo a otras monarquías". Así, recuerda que su madre, Carla Parodi-Delfino, "heredó, junto a sus dos hermanas, una importante fortuna de su padre, D. Leopoldo Parodi-Delfino, uno de los industriales italianos más relevantes del siglo pasado". Por último, señala que tanto sus padres como él mismo "han administrado este patrimonio de forma exitosa aunque discreta".