España

El Gobierno crea un nuevo "órgano de coordinación" para unir los dos ministerios de Ciencia y Universidades que ha separado

El Gobierno crea un nuevo

Parece un trabalenguas pero se ha aprobado este martes a través de un real decreto en el Consejo de Ministros: el Gobierno ha creado un "órgano de coordinación" para cohesionar dos ministerios que separó hace unas pocas semanas, el de Ciencia y el de Universidades, que integraban una única cartera antes de la formación del Ejecutivo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

Esta separación, realizada para hacerle más hueco a la formación morada en el Gobierno a cambio de su apoyo a la investidura de Pedro Sánchez, ha recibido todo tipo de críticas. La creación de este nuevo organismo parece confirmar que las advertencias eran fundadas.

Hasta el propio ministro de Universidades, Manuel Castells, elegido a propuesta de los comunes, se mostró durante su toma de posesión en contra de dividir en dos ambos departamentos porque "la universidad tiene una relación íntima y fundamental con la ciencia y la innovación". Prometió trabajar junto al equipo de Pedro Duque en Ciencia en un único proyecto que ahora va a necesitar de un hilo conductor para que funcione.

"Este órgano, que contará con un participación paritaria de ambos ministerios, garantizará el funcionamiento cohesionado de la Administración en materia de investigación universitaria", informan ambos departamentos.

"Un único actor", pero dos actores en la práctica

"Este mecanismo de coordinación reafirma la idea que los ministros Pedro Duque y Manuel Castells han trasladado desde su toma de posesión, en la que ambos subrayaron la necesidad de actuar como un único actor a la hora de poner en marcha los cambios que la comunidad científica y universitaria necesita", recalcan los dos ministerios. En realidad, si hay dos ministerios en la práctica son dos actores los que toman las decisiones.

La idea, según Moncloa, es que el nuevo órgano tenga una participación paritaria de ambos departamentos y esté constituido en un plazo de tres meses. No se ha detallado el presupuesto que se destinará para esta nueva entidad.

Desde la comunidad educativa se ha criticado con contundencia la ruptura en dos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue), pero también la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas, la Confederación de Sociedades Científcas de España o la Alianza de Centros Severo Ochoa y Unidades María de Maezu han advertido de las consecuencias que puede tener esta división para la competitividad española.

Argumentan que la universidad es el principal agente investigador de España, pues alrededor del 70% de la investigación científica tiene lugar en los campus. La separación, auguran, podría provocar una pérdida de coordinación y comunicación, así como más duplicidades y trabas burocráticas.

El Gobierno más amplio

También advierten que "cualquier fragmentación de competencias implica fragmentación de recursos: enfrentar investigación y universidades a la hora de la negociación presupuestaria podría suponer décadas de estancamiento para la investigación, las universidades o ambos".

El órgano de coordinación entre Ciencia y Universidades se enmarca dentro de un real decreto en el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales. Éste es el Gobierno más amplio desde la Transición, con 23 miembros sumando presidente, vicepresidentes y ministros. Esto supone, en la práctica, más gasto, además de los problemas de coordinación.