España

Aragón cumple su cuarto mes de confinamiento regional y provincial con el turismo hundido

Aragón cumple su cuarto mes de confinamiento regional y provincial con el turismo hundido

Tras las cuatro olas de Covid que acumula la región, la más reinfectada de España, el Gobierno aragonés opta por mantener el cierre pese al descenso de los contagios

Cuatro meses seguidos de confinamiento provincial y autonómico. Es la situación en la que se encuentra Aragón desde el pasado otoño. Y así va a seguir, de momento. El Ejecutivo regional ha optado por mantener el cierre, pese al acusado descenso de los contagios que se viene produciendo desde hace semanas.

En los últimos días de octubre, el Gobierno de Javier Lambán decretó el cierre autonómico. Desde entonces no se puede viajar libremente entre Aragón y cualquiera de sus regiones vecinas. Pocos días después, el 3 de noviembre, el Ejecutivo autonómico decidió cerrar también sus tres provincias. Desde entonces, no se puede cruzar libremente entre las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel. Aragón es la región más reinfectada por el Covid en España, al acumular cuatro oleadas de contagio, una más que el resto del país.

El confinamiento provincial ha sido la puntilla al turismo en esta Comunidad autónoma, que perdió la campaña del otoño, ha perdido la del invierno y encara la primavera con muchas sombras y pocas luces. El turismo y la hostelería son un importante pilar económico y de empleo en Aragón, y es el pilar básico del mercado laboral en el Pirineo.

El Gobierno aragonés considera que el sacrificio económico es imprescindible para contener la pandemia. Los empresarios y trabajadores de la hostelería, por su parte, consideran que las restricciones han sido excesivas y demasiado perjudiciales. Los empresarios turísticos del Pirineo se han movilizado en varias ocasiones para clamar contra la asfixia que atraviesan, al no poder recibir turistas de comunidades vecinas ni de la provincia de Zaragoza, que son sus dos grandes mercados de los que se nutren.

Aragón cumple su cuarto mes de confinamiento autonómico y provincial con una situación totalmente distinta a la que provocó esta restricción. El 3 de noviembre, cuando el Gobierno de Lambán cerró sus tres provincias, Aragón registraba un índice de contagios de 1.200 casos por 100.000 habitantes en tasa acumulada a 15 días. Ahora no llega a 200 casos por 100.000 a nivel regional, pero es todavía menor en la provincia de Huesca, que en su conjunto tiene una incidencia de 150 casos por 100.000 habitantes, tasa que, además, es sustancialmente inferior en las comarcas del Pirineo.

Este lunes, el Gobierno de Aragón ha levantado el confinamiento de Teruel capital, que fue cerrada a mediados de enero junto a otras ciudades de la región que estaban en una situación más crítica en propagación del Covid. Con el levantamiento del cierre perimetral de Teruel ya no hay ninguna ciudad confinada en Aragón. Pero el Ejecutivo regional ha optado por prolongar tanto el confinamiento autonómico como el de sus tres provincias.

Aragón es la región que más oleadas del Covid ha sufrido en España. Tras la primera onda pandémica de la primavera de 2020, el coronavirus rebrotó con rapidez a finales de junio. Fue el principio de la segunda oleada. A mediados de octubre, a partir de la festividad del Pilar, arrancó la tercera ola del Covid en Aragón. Y nada más empezar las navidades comenzó un nuevo rebrote que desencadenó la severa cuarta ola que ha dejado 688 muertos en la región desde el día de Nochebuena.

Ver los comentarios