Economía

Si la vida te da naranjas…

Si la vida te da naranjas…

En los años 50 un intenso debate sacudía Cuba. Los más críticos sostenían que la isla había ido deslizándose hacia una subordinación absoluta de Estados Unidos, a quien le convenía perpetuar su vinculación al cultivo azucarero y obstruir su industrialización. Otros opinaban, por el contrario, que sus pequeñas dimensiones y la cercanía del mayor mercado del mundo hacían inevitable la integración y que las inversiones y transferencias de tecnología estadounidenses, lejos de perjudicarla, le habían