Economía

Oliu ocupará la vicepresidencia del nuevo BBVA-Sabadell para preservar su catalanidad

Oliu ocupará la vicepresidencia del nuevo BBVA-Sabadell para preservar su catalanidad

BBVA mantendrá el control en el nuevo superbanco que resultará de la fusión entre la entidad vasca y Sabadell. Los gestores de ambos grupos avanzan en las negociaciones de integración y ya hay acuerdo para el reparto de cargos en la gobernanza del nuevo grupo, a falta de que estos sean validados por el Banco Central Europeo (BCE).

BBVA, mayor por activos y capitalización bursátil, conservará la presidencia y el puesto de consejero delegado, en manos de Carlos Torres y el turco Onur Genç, respectivamente.

Por su parte, el actual presidente de Sabadell, Josep Oliu, pasará a ocupar la vicepresidencia no ejecutiva del grupo financiero y su actual número 2, Jaime Guardiola, tendrá un puesto de nueva creación dirigido a facilitar la integración de las unidades de negocio de las dos entidades.

Fuentes conocedoras de la negociación explican que Oliu y Guardiola jugarán un papel importante para mantener la catalanidad del banco debido a su presencia institucional en la región. No obstante, en ambos casos se presupone que este periodo sea transitorio. En el caso de Oliu porque, a sus 73 años, se acerca al límite máximo de 75 marcado por el banco para tener asiento en su consejo de administración.

Lo que aún no está claro es el número de sillones que tendrá el máximo órgano de control del nuevo banco. Actualmente, el consejo de BBVA dispone de 15 sillones, a los que habría que sumar como mínimo el de Oliu. Ningún consejero del 'banco azul' tiene próxima su fecha de renovación, ya que muchos de ellos entraron nuevos hace un par de años y otros renovaron cuando Torres emprendió la remodelación del consejo tras la era de Francisco González.

La integración de ambos grupos daría lugar al segundo mayor banco del mercado español por volumen de activos, sólo por detrás de la integración también en marcha de CaixaBank y Bankia. Entre ambas entidades controlarán más de la mitad de los créditos y los depósitos del país.

A las dos fusiones se sumará, en los próximos días, la integración de Unicaja y Liberbank, dos bancos de tamaño mediano que crearán la cuarta mayor entidad del país por detrás de Santander. Las dos entidades se encuentran en la fase final de sus negociaciones y sus consejos podrían dar la 'luz verde' final en los próximos días.

Se retoma la negociación por el ajuste

La dirección de Banco Sabadell y los sindicatos retomarán este jueves las negociaciones sobre el recorte de personal de 1.800 empleados previsto por el Banco en España, han explicado a Efe fuentes conocedoras del calendario negociador.

CCOO, primer sindicato en el banco, pidió la semana pasada paralizar unos días los contactos tras trascender que BBVA y Sabadell planteaban fusionarse, una pausa en la negociación que aceptó la dirección del Sabadell.

En la última reunión negociadora, la del pasado 12 de noviembre, Banco Sabadell presentó una nueva propuesta al comité con algunas mejoras de las condiciones económicas de las prejubilaciones y bajas incentivadas para reducir la plantilla en 1.800 personas, una oferta que rechazaron los sindicatos al considerarla "insuficiente".

El banco puso sobre la mesa prejubilaciones con el 72% del salario anual y la firma de un convenio especial con actualización del 1% anual.

Este recorte de personal es adicional al que se puede llegar si ambas entidades pactan finalmente integrarse.

Y es que la integración entre Sabadell y BBVA comportaría solapamientos en toda España, pero especialmente en comunidades como Cataluña, donde el Sabadell tiene 6.977 empleados y el BBVA un total de 5.240, según datos oficiales de ambas entidades.