Economía

Los sindicatos de El Corte Inglés formalizan la comisión que negociará el plan de ajuste de empleo

Los sindicatos de El Corte Inglés formalizan la comisión que negociará el plan de ajuste de empleo

Los representantes de los trabajadores esperan a ahora que la compañía convoque la primera reunión para determinar las condiciones del plan

Los sindicatos de El Corte Inglés han formalizado la mesa negociadora que acordará las condiciones del plan de ajuste de empleo que la compañía pretende realizar y que afectaría a unos 3.000 empleados. Los representantes de los trabajadores tendrán un total de 13 miembros en las reuniones que estos tendrán con la compañía. En concreto, 6 serán de Fasga, que cuenta con la máxima representación sindical en la empresa, 5 de Fetico, como sindicato mayoritario del sector, mientras que CC.OO. y UGT tendrán un miembro cada uno.

En un comunicado conjunto, los cuatro sindicatos han explicado que esperan ahora que la empresa les emplace a una primera reunión para acometer el plan de ajuste. Además, como informó ABC, reiteran que han pedido a la compañía que se busque una salida de la plantilla con unas condiciones que sean «por encima de los límites legales». Asimismo, también piden que haya «posibilidad de adscripción voluntaria desde cualquier punto de España», para que el ajuste no se haga «de forma traumática, sino armonizada con los intereses de las personas».

El Corte Inglés decidió el pasado viernes 26 de febrero acometer un plan de ajuste para hasta 3.000 personas. La empresa explicó que tuvo que tomar esta decisión para «buscar la viabilidad de la empresa, su posicionamiento en un mercado cambiante, la reordenación del mundo retail y su dimensión tras el impacto online». Como informó ABC, el agotamiento del canal físico se ha acentuado con la pandemia y El Corte Inglés busca ahora impulsar otras áreas de negocio y así diversificar ingresos y potenciar más el canal online, un formato cuyas ventas se dispararon durante el primer semestre del año.

Hay que recordar que esta reorganización tendrá un coste de unos 200 millones de euros para la compañía, que pretende sufragar con la venta de activos inmobiliarios. Desde hace años, la compañía trata de desprenderse de sus grandes almacenes menos rentables, ya sea vendiéndolos, como ocurrió con Bahía Sur en Cádiz, o cerrándolos, como es el caso del centro de Linares (Jaén), que echó el pasado sábado su cierre definitivo. Además también está adaptando algunos de sus centros al canal online solamente, como su centro de Guadalajara.

La pandemia dinamitó las cuentas de El Corte Inglés, que tuvo unas pérdidas de 511 millones de euros durante el primer trimestre de 2020, donde sus centros estuvieron cerrados excepto el área de alimentación. En ese periodo de tiempo la empresa acometió un ERTE para 25.000 personas. Al cierre del primer semestre sus ventas habían caído más de un 12%. Las diversas restricciones en las comunidades autónomas tampoco permitieron que el tercer y cuarto trimestre fueran positivos, aunque sus resultados se conocerán en los próximos meses. En ese tiempo, la compañía tuvo que acogerse a más ERTE en regiones como Cataluña o Castilla y Léon, donde las restricciones al comercio fueron severas.

Ver los comentarios