Economía

El Gobierno apunta ahora a «incentivos fiscales» y evita concretar las ayudas directas a las empresas

El Gobierno apunta ahora a «incentivos fiscales» y evita concretar las ayudas directas a las empresas

Montero dice que se trabaja «muy intensamente» en el plan y que «muy pronto» se llevará al Consejo de Ministros

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado este martes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que «podría caber la posibilidad de algún tipo de medida fiscal» dentro del nuevo paquete de ayudas que el Gobierno prepara en apoyo de las empresas pero ha vuelto a eludir concretar las ayudas directas.

Todavía faltan muchos detalles desde que el presidente anunciase el pasado miércoles este nuevo paquete de ayudas dotado con 11.000 millones de euros. Y hoy la portavoz solo ha alcanzado a avanzar hoy que se trabaja «muy intensamente» y que «muy pronto» se llevará al Consejo de Ministros para su aprobación.

De hecho, el viernes pasado, ante las preguntas que reclamaban concreción al presidente sobre este paquete de ayudas, el presidente se limitó a decir que llegarán «al balance de las empresas» y trasladó la responsabilidad de dar más información al proyecto que presentará la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, en «un breve plazo de tiempo».

Según ha dicho hoy la ministra portavoz, el objetivo principal se concentra en «mejorar» la solvencia empresarial para el «saneamiento de su situación financiera» para evitar un colapso «que ponga en peligro los puestos de trabajo». Montero se ha referido a diferentes instrumentos como la «reconsideración» de los préstamos avalados por el Estado, la recapitalización de empresas o «tener la capacidad de proporcionar esas ayudas» a las compañías.

Las empresas más afectadas por la pandemia han reclamado en numerosas ocasiones que las ayudas sean a fondo perdido y no de carácter financiero. Al igual que la banca, que ha rechazado la posibilidad de aprobar quitas a los préstamos ICO. Sin embargo, la ministra Calviño ha situado el sobreendeudamiento de algunas compañías en el centro del problema, lo que hace pensar que los instrumentos puedan ser de carácter financiero.

Ver los comentarios