Economía

El caos en Madrid ahuyenta al capital extranjero y daña la reputación de España

El caos en Madrid ahuyenta al capital extranjero y daña la reputación de España

El clima de incertidumbre generado por las restricciones en la capital, está paralizando numerosas operaciones de inversores foráneos

No hay mayor temor entre empresarios e inversores que la incertidumbre. Si hay tormenta en el horizonte, los pilotos que mueven el capital prefieren esperar en tierra. Así ocurrió los tres primeros meses de pandemia y así amenaza con repetirse en estos momentos, según las fuentes consultadas por este periódico. El caos en Madrid a costa de las restricciones deja entrever un riesgo creciente de que la tormenta suba de grado.

«La incertidumbre es absoluta en Madrid. Se están aplazando reuniones», aseguran desde un gran despacho de abogados con sede en la capital. Encuentros que estaban previstos para esta semana o las siguientes ya no verán la luz en la ciudad; eso no quiere decir que las operaciones se cancelen, pero sí se paralizan por completo «sine die». O al menos hasta que el temporal amaine.

En el caso de los despachos de abogados, bastantes de ellos habían regresado ya a la oficina y al cara a cara con sus clientes. Ahora, las restricciones en Madrid impuestas por el Ministerio de Sanidad y el «miedo sanitario» abocan a algunos de ellos a dar marcha atrás y volver al teletrabajo, con el lastre que eso supone para hacer negocios. «Madrid es centro de operaciones de muchísimos despachos de abogados y las operaciones pasan por ellos», indican desde otro bufete.

Inversores extranjeros y empresarios habían cogido con ganas a España tras el confinamiento decretado en marzo. Los bancos de inversión empezaron a moverse intensamente en mayo, buscando oportunidades para sus clientes. Los fondos de inversión se lanzaron desde entonces al mercado -principalmente inmobiliario, logístico, hotelero...- en busca de gangas. Pero la amenaza de restricciones y el descontrol de la pandemia en nuestro país hace temer al capital foráneo.

De esta manera, fuentes de varios despachos de abogados y gestorías indican que recientemente han experimentado un incremento importante de las consultas de parte de sus clientes sobre a qué atenerse en Madrid. En ciertas firmas legales las llamadas son continuas y la preocupación entre empresarios e inversores es creciente. Que la capital de España esté sumida en este caos regulatorio y amenazada con nuevos confinamientos no hace otra cosa que ejercer presión en las decisiones de negocio. En cifras, a cierre del primer semestre de 2019 la Comunidad de Madrid había captado 7.569 millones en inversión extranjera; en el mismo periodo de este año, solo 5.894 millones. La sangría continúa.

La reputación de España también está en juego y se ve dañada por esta situación, aseguran fuentes empresariales. «Lo peor es la imagen de pleitos entre unos y otros que estamos dando. Me preocupa muchísimo la imagen de país. Pensemos que vivimos del turismo, que es una parte importantísima de nuestra economía, y de la exportación», dice Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas. Una postura similar mantiene Alfredo Bonet, secretario general del Círculo de Empresarios: «Esto tiene efectos sobre la certidumbre y la confianza, dentro y fuera. Esta pugna permanente genera una gran incertidumbre sobre la actividad y el entorno de negocios».

Asimismo, desde los grandes bancos de inversión también se pone el acento sobre la vulnerabilidad de España. Citi, concretamente, alerta de que los cierres de ciertas regiones son un lastre sobre todo el país. Y recuerda que las agencias de «rating», muy en la cabeza de los inversores, están dando ya avisos. Standard & Poor’s revisó a perspectiva negativa el «rating» de España y antes ya lo hicieron otras organizaciones como Scope Ratings.

Ver los comentarios