Economía

Danone destituye a Emmanuel Faber como presidente por la presión de los fondos accionistas

Danone destituye a Emmanuel Faber como presidente por la presión de los fondos accionistas

El gigante francés Danone ha anunciado este lunes la destitución de Emmanuel Faber de su cargo de presidente, tras haber sido cesado del de consejero delegado hace dos semanas. Los resultados cosechados por el grupo de alimentación, y la presión de los fondos accionistas de Danone para promover un relevo, han acabado con su salida, según ha informado la compañía en un comunicado.

Ésta llega tras meses de crisis interna. Dos de los fondos accionistas, Artisan Partners (tiene el 3%) y Bluebell Capital, buscaban su salida después de que las ventas de Danone cayeran en 2020 un 6% y las acciones de la empresa hayan perdido una cuarta parte de su valor.

De momento la presidencia del grupo la ocupará Gilles Schnepp, que entró como director a mediados de diciembre, mientras que el grupo busca director general. A la espera de encontrar uno "de talla internacional, la continuidad operativa" del grupo la asumen una directora general, Véronique Penchienati-Bosetta, y un director general delegado, Shane Grant.

Solidario y sostenible

Faber entró en el grupo en 1997 como director de finanzas. En 2005, ascendió al cargo de director general de la zona Asia Pacífico y tomó el timón en 2014. Había impulsado la transformación de la compañía, desarrollando también políticas de sostenibilidad y justicia social.

Siempre había defendido que era posible combinar "el proyecto económico y el social" dentro de Danone y había promovido un modelo de consumo más local.

Junto con el fundador de Danone, Franck Riboud, y el premio Nobel Muhammed Yunus, impulsor del microcrédito, puso en marcha el proyecto Grameen Danone Foods en Bangladesh. Esta filial producía yogures con propiedades nutritivas a precios muy económicos.

Faber había impulsado un plan de reorganización y reducción de costes, bautizado como "local first", que buscaba generar ahorros eliminando niveles de jerarquía. El programa, que tampoco gustaba a los fondos, preveía suprimir hasta 2.000 puestos de trabajo.

Danone es una de las grandes multinacionales de Francia, con una capitalización bursátil de más de 37.000 millones de euros y una plantilla de 100.000 personas en 55 países.