Cultura

El mundo del toro se reúne en secreto en casa de Antonio Barrera para "atajar los problemas del sector"

El mundo del toro se reúne en secreto en casa de Antonio Barrera para

El comité de crisis del sector se reúne este martes en la finca La Campana, en Salamanca, donde hace de anfitrión Antonio Barrera, matador de toros retirado y ahora representante de Bailleres en España al frente de las plazas de la antigua casa Chopera. La reunión, que ha comenzado en torno a las 11 de la mañana, es un "cónclave" en el que se va a tratar, entre otras cosas, la posibilidad de realizar "una segunda gira de reconstrucción", según ha podido saber este diario de fuentes de la industria que prefieren no dar su nombre.

Lo confirma Antonio Barrera a EL MUNDO, instantes antes de la cita: "Es muy probable que se produzca una segunda gira. Es lo que vamos a tratar. Lo primero es ver cómo está la situación. Si se va a retrasar el arranque de las grandes ferias. Ésta no es la situación que esperábamos a estas alturas del año. Por eso nos hemos juntado. Hemos elegido un lugar amplio. Pasaremos las horas que hagan falta hasta tomar una decisión. Hay muchos frentes abiertos".

La segunda gira de la reconstrucción está sobre la mesa desde hace tiempo. "Se está intentando. Primero hay que ver qué se hace con el dinero de la primera. Las cuentas están muy claras. No son públicas porque quedan dos festejos que celebrarse", añade otra fuente distinta de la industria. "Otro de los temas a tratar es la inversión del dinero de la primera gira", confirma Barrera. "Es el momento de dejar atrás las discrepancias. Tenemos muchos problemas comunes".

El plural rodea a los estamentos citados en Salamanca. "De la Fundación Toro de Lidia están convocados Victorino, Cardelús y Cristina Sánchez; de la Unión de TorerosFundi e Íñigo Fraile; de la Unión de Banderilleros, otros dos representantes; de la Unión de Criadores, Antonio Bañueños y Lucía Martín; por supuesto, con Barrera estarán los Chopera", explica otra voz importante en la confección de las ferias que también prefiere mantenerse en el anonimato.

"Ni Ramón Valencia ni Simón Casas han sido convocados". Barrera no lo confirma: "ANOET está al corriente. Creemos que es mejor reunirse presencialmente. Por videoconferencia se pierde. Aun así, algunos se conectarán por videollamada". El empresario francés dice "estar informado". Este periódico sólo ha podido confirmar la presencia en Salamanca de Lucía Martín y Antonio Bañuelos.

¿Segunda gira?

No todo el mundo está de acuerdo con la organización de una segunda gira de la reconstrucción. "Hay miedo a que se produzca una competencia paralela" con la Fundación Toro de Lidia al frente y el "asesoriamiento" de Antonio Barrera. "Nació de cara al exterior. La propuesta no era interna. Lo que habría que hacer ya es abrir plazas con normalidad, ajustando los aforos, que el sector comience a funcionar adaptándose a las circunstancias", subraya la misma fuente.

La reunión de La Campana "cuenta con un programa amplio". Entre los asuntos a tratar, estaría "el de los aforos, la recuperación de plazas y los pliegos. No se puede empezar la temporada manteniendo algunas relaciones con la administración nocivas para el sector", aclara Barrera. "Además de las iniciativas jurídicas para atajar los problemas externos que tanto daño hacen al toro", indica.

Todos los convocados se han realizado "una PCR y se han tomado las medidas de seguridad necesarias. Tenemos puertas de entrada y salida. Se ha cursado una justificación porque se trata de una reunión institucional".

De la casa de Roca Rey a la de Barrera

La crisis del covid ha movilizado al sector. En mayo, las figuras del toreo se reunieron en casa de Roca Rey, convocadas por Cristina Sánchez y El Juli, patronos de la Fundación Toro de Lidia.

Ponce, Morante, Castella, Manzanares, Perera, Cayetano, Roca Rey y Pablo Aguado. José Tomás no participó, pero pidió que se contara con él. También estuvieron presentes Paco Ureña, Manuel Escribano y el torero retirado El Fundi, presidente de la Unión de Toreros.

Entonces aceptaron de forma unánime torear "en agosto", en plazas con aforo reducido, rebajándose los honorarios y con televisión, lo que fue el germen de la primera gira de la reconstrucción. Finalmente arrancó en septiembre.