Vida

Vaimalama Chaves: de ser duramente criticada por su físico a convertirse en Miss Francia 2019

Vaimalama Chaves: de ser duramente criticada por su físico a convertirse en Miss Francia 2019

La tahitiana sufrió «bullying» durante su infancia. Muchos la despreciaban llamándola «monstruo», «gorda» y «fea»

Vaimalama Chaves no ha tenido una vida fácil. La joven de 24 años, nacida en Tahití, padeció «bullying» a lo largo de su infancia. Muchos la despreciaban llamándola «monstruo», «gorda» y «fea», pero los ataques a los que se tuvo que enfrentar durante todos esos años, lejos de hundirla, consiguieron hacerla más fuerte.

La joven no ha dejado que nadie le impida cumplir sus sueños. Ahora, Chaves ha sido elegida Miss Francia 2019. Contestando a todas las críticas por su físico, Vaimalama declaró a la agencia AFP lo siguiente: «Hoy tengo confianza en mí misma. Me acepto y está al alcance de todos hacer lo mismo».

Además, la Miss confesó cuáles fueron los apodos que tanto le marcaron de pequeña: «Hubo insultos que me marcaron particularmente como ‘monstruo’, ‘estás gorda o eres fea’ y cuando estamos en plena construcción de la identidad, eso no es fácil. Pero hoy estoy agradecida de haber vivido eso para poder ser más fuerte».

Desde que Vaimalama pasó a ser conocida, siempre se ha mostrado sin complejos. Es más, en todo momento ha tratado de difundir un mensaje de aceptación a las otras personas y de la importancia de cultivar la autoestima. Por ejemplo, la joven no tuvo problemas en contar que en el pasado llegó a pesar 80 kilos y que no es una fanática del gimnasio: «Sí, tengo curvas. ¿Y eso qué? Los que me critican están celosos y podrían ir a comer un bocadillo en vez de verter su odio en las redes sociales. Estoy saboreando mi suerte».

A pesar de todo, Chaves tiene que seguir lidiando día a día con las críticas sobre su físico que recibe en su cuenta de Instagram, en la que tiene más de 600 mil seguidores. «En ese momento, cuando era pequeña, lo que me decía me afectaba mucho. Pero, desde entonces, he leído, pensado, madurado y me he dado cuenta que mi felicidad no puede depender de los ojos de los demás. De lo que la gente piensa o dice. ¡No hay que dejar que dicten su ley!», dijo la joven, quien es la primera tahitiana en ser coronada Miss Francia en los últimos 20 años, pues la última había sido Mareva Galanter, en 1999.