Vida

Una bala en el corazón

Una bala en el corazón

La actriz se enamoró del cantante cuando tenía 15 años en un recital. Él estaba casado y se veían a escondidas hasta que ella se marchó a Roma para iniciar su carrera. El autor de «Sapore di sale» se intentó suicidar

Lleva 57 años con una bala de plomo a unos pocos centímetros del corazón. Es lo único que le queda a Gino Paoli del que fue el gran amor de su vida: la actriz Stefania Sandrelli. En el verano de 1961, tenía 15 años cuando conoció al cantante italiano en un concierto en Viareggio, su ciudad natal. Y ambos se enamoraron locamente pese a que la madre de ella se oponía a la relación de una menor que había perdido a su padre con un hombre casado, de 28 años.

Fue un romance tormentoso y apasionado, marcado por los celos de Paoli, que iba a visitarla a su casa a escondidas por la noche. Sandrelli, que impresionaba por su belleza,