Vida

Un mensaje de austeridad en el guardarropa real

Un mensaje de austeridad en el guardarropa real

La Reina lució por cuarta vez el mismo atuendo, mientras que la Princesa y la Infanta combinaron prendas sencillas

Lo importante del 12 de octubre es celebrar nuestra Fiesta Nacional y ensalzar la españolidad en todas sus vertientes, si bien es cierto que los atuendos de la Reina, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía son siempre observados y comentados. El lunes, Doña Letizia, Leonor y Sofía dieron una lección de austeridad, prudencia y corrección en la Plaza de Armas del Palacio Real, rasgos clave en esta época en que vivimos.

La Reina, austera y consecuente, volvió a llevar por cuarta vez el mismo modelo, un vestido de terciopelo rojo oscuro bajo un abrigo en crêpe rojo con cierre de lazadas. Lo había lucido por primera vez en su viaje oficial a Japón en abril de 2017, para de nuevo sacarlo de su guardarropa en noviembre del mismo año durante su visita a México. Lo llevó por tercera vez el 30 de enero de 2018, cuando el Rey Felipe impuso a la Princesa Leonor el Toisón de Oro. No es novedoso que Doña Letizia repita modelo, ya que ha sido la primera entre las reinas en hacerlo, aunque con anterioridad reservaba siempre novedades para el Día de la Fiesta Nacional.

Doña Letizia - GTRES

Doña Letizia tuvo además un loable gesto de lealtad con el creador del conjunto, Felipe Varela. Aunque ha incluido a nuevos creadores españoles entre sus favoritos, es todo un detalle que haya decidido seguir vistiendo de Varela en fechas clave como esta. No olvida, probablemente, la discreción, el buen hacer y el gran apoyo que el modisto le brindó durante sus primeros años de vida pública. Como complementos, Doña Letizia combinó de nuevo el modelo con unos zapatos de tipo salón en rojo degradado de Lodi, una pochette de ante rojo de Magrit y unos pendientes de rubíes de Aldao que usa con frecuencia.

Insignia del Toisón de Oro

La Princesa de Asturias, una auténtica belleza, lució dos tonos que le favorecen: el blanco de su jersey de angora de & Other Storiesy una falda plisada en gris azulado. Si bien las mangas del suéter resultaban poco favorecedoras por mucho que estén de moda, destacaba impecable sobre el jersey la insignia del Toisón de Oro que Leonor recibió del Rey Felipe hace año y medio. La elegante falda de Leonor, demasiado alta en el talle, mostraba un cierre trasero de botones de perlas muy típicos de la costura casera española. Las bailarinas de tacón bajo de Mascaró fueron el calzado perfecto para el modelo escogido. La Princesa, que esta misma semana volverá a presidir los Premios Princesa de Asturias, brillaría aún más llevando algún abrigo en los exteriores durante los actos oficiales.

La Infanta Sofía acudió con un pantalón azul marino y una blusa blanca con lazada delantera y cierre trasero de botonadura de perlas. Las mangas francesas, los pantalones y el talle de la blusa habrían lucido mejor algo más largos, dada la altura de la Infanta y su complexión de piernas, un rasgo que cualquier española desearía para sí. Sus zapatos planos en punta, de Pretty Ballerinas, casaban a la perfección con el conjunto.

Es lógico que la Infanta Sofía escoja pantalones si esa es su preferencia, aunque el atuendo resulte algo más casual. Con las edades de la Princesa y la Infanta, no es sencillo elegir guardarropa para actos oficiales y es comprensible que la Reina trate de otorgar a sus hijas privacidad y comodidad a la hora de elegir sus vestidos. La Familia Real acertó con su discreción y austeridad.

Ver los comentarios