Vida

Un joven asesina a la «influencer» Bianca Devins y publica imágenes del cuerpo en su Instagram

Un joven asesina a la «influencer» Bianca Devins y publica imágenes del cuerpo en su Instagram

Mientras la Policía detenía al sospechoso, este continuó grabando «stories» para su perfil de la red social

Las redes sociales están asumidas como una nueva herramienta para la sociedad que tienen unas notables ventajas pero también ciertos inconvenientes. Lo cotidiano se desnaturaliza, forzando en ocasiones a las personas a exponer una vida que realmente no llevan y provocando que ciertos usuarios puedan llegar a perder la cabeza. Como ha ocurrido recientemente en la localidad de Utica, perteneciente al estado de Nueva York (EE.UU.). Un joven «influencer» mató a una popular «e-girl» –una suerte de tribu urbana que prolifera en Internet formada por chicas que se dedican profesionalmente a los videosjuegos y que poseen una estética emo– y posteriormente publicó imágenes de su cadáver en las redes sociales.

El sospechoso, identificado como Brandan Andrew Clark, de 21 años, acabó con la vida de Bianca Devins, de 17, en su vehículo y no tuvo reparo alguno en fotografiarse con el cuerpo inerte de la «influencer», según explicó la Policía y replicó BuzzFeedNews. Las fotos fueron publicadas en Instagram, 4Chan y Discord.

Pero la historia no quedó ahí. Cuando Clark iba a ser detenido, continuó grabando «stories» del arresto mientras los agentes le encañonaban con sus armas de fuego. Antes, el atacante se había clavado un cuchillo repetidas veces en el cuello para tratar de suicidarse tras cometer el atroz crimen. No obstante, las fuerzas del orden lograron detener a Clark, que fuera tratado de sus heridas y acusado oficialmente de asesinato en segundo grado.

El joven usuario era conocido en Instagram como @yesjuliet y contaba con unos 3.000 seguidores. Antes de llevar a cabo su cruel cometido, había publicado una imagen de la película «El Club de la Lucha» y una foto de su vehículo que encabezaba una frase: «Aquí viene el infierno. Es una redención, ¿verdad?». Se venía lo peor.

La Policía informó de que fue el propio Clark el que había llamado a las autoridades para que acudieran al lugar. Cuando llegaron los agentes el joven comenzó a agredirse en el cuello. Clark estaba tendido sobre una lona verde. En ese momento, la Policía pudo observar que debajo asomaba un pelo castaño. Era el cuerpo de Bianca Devins, con el que el «influencer» se había tomado varias autofotos.

De hecho, a primera hora de la mañana del domingo, Clark había publicado una foto de un cuerpo ensangrentado con el título: «Lo siento, Bianca». La noche del domingo, cuando BuzzFeed News revisó el Instagram de Clark, la foto del cuerpo de Devins todavía estaba subida y se había colocado detrás de un filtro de contenido sensible. Varios internautas apuntaban a que podía tratarse de un «truco» de ambos usuarios para hacer crecer su número de seguidores. Pero estaban muy equivocados.

Según indicaron los agentes de Policía, tanto Clark como Devins habían acudido a un concierto juntos. En una de las plataformas donde el atacante solía participar, dejó escrito la siguiente frase junto a una imagen de la «e-girl»: «Lo siento, hijos de puta, tendréis que encontrar a otra para orbitar». Orbitar está relacionado con la expresión «beta orbiter» que viene a significar «hombres beta», refiriéndose en esta jerga de Internet a los hombres que se enamoran ciegamente de una mujer y la idealizan. Una tragedia que, desgraciadamente, estará unida para siempre a las herramientas que dominan Internet.