Vida

Terelu Campos rompe su silencio: preocupaciones económicas, traiciones y desilusiones

Terelu Campos rompe su silencio: preocupaciones económicas, traiciones y desilusiones

La televisiva lleva unos meses muy difíciles por su guerra con sus antiguos compañeros de «Sálvame» y los problemas de su hija Alejandra Rubio

No es ningún secreto la mala relación que mantiene la familia Campos con los colaboradores de «Sálvame» desde hace unos meses. Son muchos los rifirrafes que han tenido entre ellos y son constantes los cruces de acusaciones. La exposición mediática de los miembros del clan propició que sus vidas fueran tratadas con lupa en distintos espacios de televisión, incluido en el que trabajaban las hermanas Terelu Campos y Carmen Borrego. Y, a veces, ciertos comentarios y situaciones terminan doliendo a sus protagonistas.

Fue el pasado mes de abril cuando Terelu Campos decidió abandonar el programa de Telecinco a raíz del ya famoso tartazo a Carmen Borrego. Tras meses de desencuentros del clan con algunos de los colaboradores, este miércoles la hija de María Teresa Campos ha decidido romper su silencio en la revista «Lecturas», donde ha terminado por admitir lo dolida que está.

La hija de María Teresa Campos asegura que no volvería a trabajar en el programa de Telecinco porque lo pasó muy mal. Sufría «ansiedad y estrés», como así asegura en una entrevista que ha concedido a la revista «Lecturas».

«Había días que hacía el programa medicada. Necesitaba pensar en mi salud física y mental. Después de diez años, cuento con los dedos de las manos –y me sobran– las personas de ese programa que se han preocupado por mí», asegura Terelu Campos sin miedo a las consecuencias que puedan traer sus declaraciones.

Una de las personas con la que está más dolida es con su gran amiga Mila Ximénez, a la que no perdona que hablara mal de su hija, Alejandra Rubio. «Mi relación con Mila está quebrada y no basta con pedir perdón. Ella hirió a mi hija. Si Alejandra no perdona a Mila, yo no puedo hacer nada», reconoce muy dolida con la situación. La televisiva era un pilar fundamental en la vida de Terelu Campos. Tampoco le perdona a Kiko Hernández que hable de ella con desprecio, según su versión. Con quien sí sigue manteniendo buena relación es con Chelo García Cortés y Belén Esteban.

Problemas económicos

Su relación con sus compañeros no es el único problema que preocupa a Terelu Campos. «Resolver mi vida profesional y conseguir una estabilidad económica. Me conformo con muy poco, No me ha parecido bonito que alguno haya dicho: '¡Vive por encima de sus posibilidades!'. Si no me hubiera ocurrido esta circunstancia con Hacienda, no tendría ningún problema», cuenta.