Vida

Susana Gallardo llora la muerte de su madre, María Teresa Torrededía

Susana Gallardo llora la muerte de su madre, María Teresa Torrededía

Mientras lucha contra la pandemia, la familia dueña de los laboratorios Almirall pierde a su pilar fundamental

La crisis sanitaria del Covid-19 ha golpeado de lleno a otra familia ilustre del mundo empresarial y social español. El martes, la familia Gallardo, propietaria de los laboratorios Almirall, hacía frente a una desgarradora pérdida: el fallecimiento de María Teresa Torrededía Homs, esposa de Antonio Gallardo Ballart, a los 84 años de edad a causa del coronavirus.

«Querida abuela, no tengo palabras para agradecerte lo increíble que has sido con todos tus nietos toda la vida, nos has dado todo», escribió en Instagram su nieta Gabriela Palatchi, hija de Susana Gallardo y Alberto Palatchi. «Cada miércoles juntos, las navidades, los paseos por las ramblas, por el mercado, me enseñaste a coser, a cocinar, a cuidar de los demás... », añadió Palatchi junto a una fotografía de Torrededía rodeada por varios de sus nietos. «Prometo quedarme en casa hasta que esto acabe para que esto no le pase a ningún otro abuelo, abuela... La vida es injusta. Es injusto cómo te has ido, sin podernos despedir. ¿Qué haremos sin ti, abuela?», concluyó en un texto cargado de impotencia, que muestra la realidad de las familias de los casi 11.000 muertos a causa de la pandemia en España.

María Teresa Torrededía Homs nació el 14 de marzo de 1936, cuando en España se vivían tiempos convulsos. Quienes la conocieron afirman que fue una mujer que vivía por y para su familia. Con Antonio Gallardo, de quien siempre estuvo muy enamorada, tuvo tres hijos: Susana, Antonio y Ana.

Torrededía, rodeada por algunos de sus nueve nietos, en una imagen publicada por Gabriela Palatchi - Instagram

Torrededía ha sido un pilar fundamental en la familia Gallardo. Siempre que podía reunía a sus hijos y a sus nueve nietos en su piso de la zona alta de Barcelona. A ellos les inculcó valores como la fortaleza y la discreción, una máxima que ella siempre llevó a gala. Todos sufren su pérdida con rabia, porque no pudieron despedirse de ella. Están destrozados, incluida Susana ( su hija más conocida y actual esposa del ex primer ministro de Francia, Manuel Valls), quien «no deja de llorar y está rota de dolor», según apunta su entorno.

Las circunstancias del fallecimiento de Torrededía coinciden, además, en una época en que la familia, al ser propietarios de la farmacéutica Almirall, ha hecho donaciones de equipos de protección para sanitarios que se encuentran en primera línea batallando contra el Covid-19. El laboratorio sigue funcionando para abastecer a la población y ha aumentando la producción de fármacos como el paracetamol.

Paso a la tercera generación

Durante años fue Antonio Gallardo quien estuvo al mando del laboratorio, ocupando los cargos de presidente de la compañía y del family office. Tomó las riendas de la empresa familiar en 1988 tras la muerte de su padre, el fundador de Almirall, Antonio Gallardo Carrera. En 2014, el marido de Torrededía ocupó el cargo de presidente de honor de Almirall y cedió la dirección a su hermano Jorge. Ambos figuran en los puestos 25 y 26 de la lista Forbes de «Los 100 españoles más ricos», con una fortuna estimada en 2019 en 1.300 millones de euros.

Como accionistas mayoritarios del laboratorio que fundó su padre, a finales del año pasado Antonio y Jorge Gallardo dieron paso a la tercera generación: los tres hijos de cada uno de ellos entraron a formar parte del consejo de administración de Corporación Genbad y de Corporación Zamap, la primera controlada por Antonio y la segunda por Jorge. En el órgano de gobierno de Genbad continuaba el matrimonio formado por Gallardo y Torrededía.

Ahora, la familia pasa los días volcada en Antonio, quien ha perdido a su compañera de vida. Juntos lloran a la esposa, madre y abuela que siempre se mantuvo en la sombra apoyándoles y mostrándoles su amor incondicional.