Vida

Se reaviva la guerra entre Kim Kardashian y Taylor Swift

Se reaviva la guerra entre Kim Kardashian y Taylor Swift

La enemistad entre las celebrities comenzó en 2009 cuando Kanye West se atrevió a interrumpir un discurso de la cantante

La disputa de Taylor Swift con Kanye West y Kim Kardasian sigue dando de qué hablar. Después de que se desvelase este sábado la conversación completa de la cantante de country y el rapero, los fans de Taylor atacaron sin piedad al marido de Kim Kardashian y a la propia celebrity porque consideraban que habían mentido.

Su enfado comenzó en el año 2009, cuando Kanye West se atrevió a interrumpir el discurso de la cantante en la gala de los premios «MTV Video Music Awards». Pero el drama volvió en 2016 cuando el rapero la llamó «perra» en su canción «Famous» y sacó una imagen suya desnuda, a tamaño real, en uno de sus conciertos».

Kim Kardashian defendió públicamente a su marido asegurando que Taylor había dado el visto bueno a la publicación y al lanzamiento de esta canción, una realidad que ahora ha quedado en entredicho. Además, Kim atacó a Swift -que negó haber dado su consentimiento para que West la llamara así en su canción- y se refirió a ella como «serpiente» en Instagram. Esto provocó una guerra abierta entre ambas y las redes sociales se convirtieron en un mar de serpientes.

Para defender su honor, Kim Kardashian ha respondido a toda la polémica con una serie de tuits donde no deja nada bien a Taylor Swift, pues no deja de acusarla de mentirosa e insensible por sacar este tema en un momento de extrema gravedad para todo el mundo. «@taylorswift13 ha querido volver a sacar una antigua disputa, en este momento es algo muy egoísta dado el sufrimiento al que se enfrentan millones de víctimas reales», comienza explicando la celebs.

Para continuar con «no sentí la necesidad de comentar esto hace unos días, y en realidad estoy realmente avergonzada y mortificada por hacerlo en este momento, pero debido a que continúa hablando sobre eso, siento que no tengo más remedio que responder porque ella verdaderamente está mintiendo».

«Para ser claros, el único problema que tuve con la situación fue que Taylor mintió a través de su publicista pues declaró que 'Kanye nunca la llamó para pedir permiso ...' Ellos hablaron claramente, así que dejé ver eso. Nadie negó que la palabra 'perra' fuera usada sin su permiso», defiende Kim de la publicación de la conversación entre ambos.

Por su parte, la publicista de Taylor, Tree Paine, ha querido contestar a Kardashian con un claro mensaje: «Soy la publicista de Taylor y esta es mi declaración original sin editar. Por cierto, cuando sacas partes, eso es editar. PD ¿A quién han enfadado estos dos para filtrar ese vídeo?».

Mientras, Kim continuaba con su defensa: «En el momento en el que hablaron, la canción aún no se había escrito completamente, pero como todos pueden ver en el vídeo, ella manipuló la verdad de su conversación real en su declaración cuando su equipo dijo que ella «la que declinó y le advirtió sobre el lanzamiento de una canción con un mensaje misógino tan fuerte».

Y ratifica que «la mentira nunca fue sobre la palabra perra, siempre fue de si había una llamada o no y el tono de la conversación». Por último se defiende de la acusación de editar la conversación: «Nunca edité la grabación (otra mentira): solo publiqué algunos clips en Snapchat para dar mi punto de vista y el vídeo completo que se filtró recientemente no cambia en una sola publicación».

Una ardua defensa de su imagen y la de su marido que termina con un «esta será la última vez que hable sobre esto porque, sinceramente, a nadie le importa. Lamento aburriros a todos con este tema. Sé que estáis lidiando con asuntos más serios e importantes».