Vida

Raquel Perera, exmujer de Alejandro Sanz, se sincera sobre su enfermedad

Raquel Perera, exmujer de Alejandro Sanz, se sincera sobre su enfermedad

Ha decidido compartir con sus seguidores la patología crónica que padece para darle visibilidad

Raquel Perera (44 años) sorprendía hace tan solo unas semanas compartiendo un desnudo integral en Instagram con el que proclamaba que, en estos momentos, está enamorada de ella misma. La sensual fotografía, que fue aplaudida por sus seguidores, desveló para los más observadores que la piel de la exmujer de Alejandro Sanz (50) mostraba unas pequeñas manchas, y fueron muchos los que le preguntaron si tenía alguna enfermedad cutánea.

Fue entonces cuando decidió contestar a sus suposiciones con una fotografía en la que muestra como luce su piel actualmente, con el fin de naturalizar y dar visibilidad a lo que le pasa. «No tengo vitíligo aunque si lo tuviera no pasaría nada, sí tengo psoriasis. Heridas de guerra visibles. Algún día éstas también se irán», escribió junto a una fotografía en la que muestra cómo ha afectado actualmente a sus brazos.

Su confesión ha tenido una gran acogida entre sus seguidores, que le han agradecido mostrar abiertamente su piel y romper un tema que a menudo genera muchas incógnitas, más entre quienes no lo conocen que en los que lo padecen: «Gracias por mostrar al mundo que la psoriasis es una enfermedad de la piel que no se pega, solo la puedes heredar. La asociación Psoriasis en Red trabaja cada día para que se conozca y ningún enfermo se sienta apartado por sus marcas», «Yo llevo más de cuarenta años con ella y soy feliz. Tú has dado un gran paso enseñándola» o «Raquel, gracias por hacer visible esta enfermedad que hasta hoy no tiene cura y que muchos nos ven como bichos raros», son solo algunos de ellos.

Divorcio

La vida de Raquel dio un giro de 180 grados después de su fracaso matrimonial con Alejandro Sanz (50 años). El intérprete de «Corazón partío» se casó en 2012 con la que era su asistente persona y, aunque siempre fueron uña y carne, la cosa no salió como esperaban. La expareja confirmó su ruptura en julio de el año pasado a través de un mensaje de ambos en las redes sociales: « Decidimos amarnos para siempre y así será. Lo eterno tiene la complejidad y la ventaja de transformar las maneras de amarse en otras direcciones, sin destruir el cariño, la lealtad y la responsabilidad conjunta sobre nuestros hijos».