Vida

PETA pone fin a 30 años de campaña contra la peletería

PETA pone fin a 30 años de campaña contra la peletería

Después de tres décadas de anuncios con celebridades desnudas por la causa, la asociación por el trato ético a los animales considera que ha cumplido su objetivo

Quitarse la ropa ha dejado de ser un reclamo publicitario, y más aún si se ha cumplido con el objetivo. La asociación PETA (People for the Ethical Treatment of Animals, en inglés), fundada en 1980, acaba de anunciar que renuncia a su célebre campaña «Prefiero andar desnudo que usar piel», que durante 30 años ha sido su emblema. Múltiples celebridades posaron para esta causa: de Kim Basinger a Khloe Kardashian; de Tyra Banks o Pamela Anderson a Christina Applegate, Pink o Eva Mendes. El vicepresidente de este grupo que lucha por los derechos de los animales, Dave Matthews, ha sido claro en su anuncio: «La piel ha muerto y PETA tiene otro trabajo que hacer. Han sido tres décadas entregadas a esta causa. La piel ha dejado de utilizarse en la moda y nuestra energía debe extenderse a otros productos como el cuero, la lana y las pieles exóticas».

A pesar de finiquitar esta campaña, Mathews ha advertido que continuará protestando por lo que considera «abusos inhumanos» sobre los animales. Entre sus últimas denuncias figuran los abrigos producidos por Canada Goose, marca que ha rebajado los precios de sus parkas con adornos de piel por un retroceso en las ventas; o la misma Jennifer Lopez, por arroparse en la Super Bowl con una bandera a modo de capa confeccionada con plumas.

Los logros de la campaña «Desnudo» de PETA han sido evidentes y cada famoso que muestra un cambio de sensibilidad es aplaudido por la asociación. El verano pasado, la antaño fanática de la piel Kim Kardashian anunció en Instagram que abandonaba su uso por la de imitación y PETA le respondió: «¡Gracias por tener compasión!».

Tyra Banks

Marcas como Prada, Chanel o Burberry, así como diseñadores destacados como Victoria Beckham, han abandonado las pieles y las pieles de animales exóticos en favor de alternativas sintéticas. El año pasado, se informó que la Reina Isabel II había hecho lo mismo. Y en un comunicado de prensa, PETA reconoció cambios en el comercio minorista, mencionando la decisión de Macy’s de cerrar sus salones de peletería para 2021 como un ejemplo de la «espiral descendente» de un comercio cada vez más reducido a prendas de segunda mano.

Proyecto fallido

En la primavera del 2019, PETA expresó su apoyo a una propuesta de prohibición de venta de pieles en la ciudad de Nueva York, un proyecto de ley patrocinado por el presidente del consejo municipal, Corey Johnson. Sin embargo, Johnson tuvo que dar marcha atrás debido a la oposición de los trabajadores del sector.

California sigue siendo el único estado en EE.UU. donde está prohibida la venta, exhibición para la venta, donación y confección de productos de pieles de animales como zorros o conejos. Ahora Matthew advierte que la próxima batalla de su organización es contra el cuero y que ya tienen a una legión de estrellas dispuestas a quitarse la ropa bajo el eslogan: «Prefiero mostrar piel que vestir piel».