Vida

Natalie Campbell, la primera víctima del «Megxit»

Natalie Campbell, la primera víctima del «Megxit»

La directora de Sussex Royal abandona su puesto de trabajo para convertirse en CEO de una empresa de agua embotellada

Sería muy inocente pensar que la ansiada independencia del Príncipe Harry y Meghan Markle de la Familia Real británica no tendría consecuencias para los Duques de Sussex o para las personas que trabajan para ellos. Si en Frogmore Cottage, la casa del matrimonio en Reino Unido, ya se avistan cambios en el horizonte, en su marca, Sussex Royal, ya ha habido reestructuraciones.

Natalie Campbell, que estaba al frente de su fundación benéfica Sussex Royal, ha dejado su puesto de trabajo. Es la primera víctima que se cobra el llamado «Megxit». Campbell ya había trabajado anteriormente en la fundación de los Duques de Cambridge y, tras esto, se fue con el Príncipe Harry y Meghan Markle.

Con el «Megxit», Campbell ha decidido abandonar su puesto de trabajo para convertirse en CEO de Belu, una empresa de agua embotellada muy conocida en Reino Unido. «Es un momento significativo en mi carrera el unirme a Belu en un momento tan emocionante. El mundo necesita más empresas que pongan el ambiente, los derechos humanos y las prácticas sostenibles entre sus valores centrales. No puedo esperar para empezar», dijo en un comunicado Campbell.

Un movimiento que podría significar más cambios para la marca que registraron en Reino Unido antes de su «retirada». Tras el «Megxit», otros empresarios particulares han visto la oportunidad y han hecho lo propio en Estados Unidos, Canadá y en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. Un «descuido» o «error» por parte de la pareja, que no fue consciente del tirón de su nombre, y que ahora podría poner en peligro la prosperidad de un negocio millonario. Fue en junio de 2019 cuando los Sussex hicieron el registro pertinente de la marca y, a partir de entonces, contaban con seis meses para ampliarlo a otros países, pero en aquel momento parecieron pasarlo por alto.

Campbell es la novena persona que abandona a los Duques de Sussex en el último año y medio. Samantha Cohen, su exdirectora de comunicación, y dos niñeras de los Duques de Sussex se fueron recientemente. Su guardaespaldas también decidió abandonar el barco tan solo seis meses después de su nombramiento por diferencias irreconciliables con Meghan Markle. Aunque no tuvo ningún enfrentamiento con la Duquesa de Sussex, sí que es cierto que las exigencias de la mujer del nieto de la Reina Isabel II y su manera de hacer las cosas provocaron que el personal de seguridad tuviera que modificar sus estrategias para mantenerla a salvo, según publicaba en su momento el «Daily Mail».