Vida

Miki Nadal olvida con una joven alicantina su tormentoso divorcio

Miki Nadal olvida con una joven alicantina su tormentoso divorcio

El humorista ha rehecho su vida al lado de la cofundadora de una de las marcas favoritas de ropa de las influencers

El humorista Miki Nadal ha encontrado de nuevo el amor tras un complicado divorcio de su ex mujer y madre de su hija Carmela, Carola Escámez. El matrimonio entre el colaborador de «Zapeando» y la campeona olímpica de tiro duró cinco años. A pesar de no ser un personaje habitual de la crónica social, su proceso de divorcio saltó a los medios tras una fuerte discusión entre la pareja en la que tuvo que intervenir la policía. Nadal fue condenado por un delito leve de vejaciones a su todavía mujer. El fallo, dictado por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer Número 4 de Madrid, señalaba que el humorista debía cumplir 20 días de trabajos en beneficio de la Comunidad, pero la sentencia fue recurrida por los abogados del cómico en junio de 2019 y ratificada por la Audiencia Provincial de Madrid tres meses después.

Ahora Miki intenta rehacer su vida al lado de la joven empresaria alicantina Helena Aldea. Periodista de formación, junto a su hermana Ángeles, economista, decidieron cumplir su sueño y apostar por el mundo de la moda. Ambas abrieron Capriche, una tienda de ropa que ha encontrado en Cristina Pedroche, compañera de Nadal en la Sexta, a una de sus musas. Tal y como se publicita en Instagram es la marca de las mujeres que sonríen. Además de la venta online, también cuenta con tienda física ubicada en el centro de Alicante, galardonada con varios premios entre ellos el de mejor tienda de moda de España en 2015. Comenzaron vendiendo ropa multimarca pero el pasado mes de noviembre lanzaron su propia colección Caótica que ha cautivado a numerosas influencers, entre ellas, la número uno, Paula Echevarría, que ha lucido alguno de sus vestidos. Los precios oscilan entre los 50 y los 150 euros, dependiendo del tejido y el modelo. A Helena no le interesa la fama y buena prueba de ello es que su cuenta en las redes sociales es privada. La pareja ha pasado unos días en Madrid donde la empresaria le ha ayudado hacer la mudanza y han podido pasear en moto y dejarse ver por algunas terrazas. La pareja se mostró muy enamorada y no tuvo reparos en dedicarse numerosas muestras de cariño en público.

También la ex mujer de Miki, Carola Escámez -hija del ex jugador del FC Barcelona Julio Alberto- y madre de su hija de cuatro años ha rehecho su vida. El pasado mes de noviembre salía a la luz que Carola había rehecho su vida amorosa con Roberto Martín, expreparador físico de Nadal ocho años más joven que ella. Tras su divorcio, la exatleta y el deportista establecieron una gran amistad. Fue ella misma la que confirmó su relación a través de una fotografía en su cuenta de Instagram. «Deseando ver el mar», escribía junto a una imagen de ambos en la playa. «¿Solo el mar? Dentro de poco, menos de lo que esperamos», le respondía el preparador físico que trabaja en un exclusivo gimnasio de la Castellana, en Madrid. El tiempo pone todo en su sitio. Ahora el humorista y la empresaria ponen su amor a prueba de distancia, aunque a buen seguro intentarán estar juntos todo el tiempo que sus respectivos compromisos profesionales les permitan.

Ver los comentarios