Vida

Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, una pasarela a medio gas

Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, una pasarela a medio gas

La MBMFW ha comenzado con una presentación mermada por las inevitables limitaciones que impone el Covid-19

Con las pertinentes precauciones y siguiendo las estrictas normas que impone la amenaza velada del Covid-19, los desfiles de la pasarela madrileña han comenzado. Tras varios días en los que diversas presentaciones se han llevado a cabo en el centro de la ciudad, organizadas por Madrid es Moda, abrió ayer la Mercedes Benz Madrid Fashion Week. La tranquilidad, el orden y el vacío reinante se contrarrestaron con buenas colecciones.

El reducido aforo permitido, los omnipresentes dispensadores de gel, la toma de temperatura a los asistentes y la necesidad de autorizaciones escritas para dejar circular a la prensa entre los distintos camerinos fueron la tónica lógica. Entre cada asistente a los desfiles, se dejaron al menos dos metros de distancia y las zonas de maquillaje lucían impolutas y prácticamente vacías. Esto se añadió al hecho de que durante esta edición de la MBMFW el número de desfiles se ha reducido, la cantidad de piezas por colección parece haberlo hecho también y numerosas casas de moda han decidido apoyar con vídeos sus presentaciones.

Aleta de pez

Abrió la jornada Andrés Sardá, bajo la batuta de su hija Nuria, que nunca decepciona. Para ser una marca que esencialmente se dedica a elaborar ropa de baño y prendas interiores, no faltó la originalidad. Las espectaculares combinaciones con cuellos y mangas en forma de aleta de pez, se alternaron con saltos de cama inspirados en imaginarias medusas. Rossy de Palma se aseguró de agitar bien las gigantescas mangas bulbosas y transparentes de su atuendo inicial de medusa azul, replicando a una sirena coleando con su último look. Sardá siempre inventa y crea espectáculo.

Andrés Sardá, siempre más allá de la moda de baño

Brilló especialmente el trabajo de Devota & Lomba, con magníficos modelos relajados para el próximo verano. Como si de veraneantes de la elegante y lánguida isla alemana de Sylt se tratase, las modelos circularon ataviadas con sombreros tipo clôche en paja cubriendo sus caras. Deliciosos pantalones de rayas verticales blancas y rojas iban combinados con ligeras chaquetas tres cuartos; se sucedieron conjuntos de blusa y falda en tejidos de grandes círculos inspirados en los años 60, maxi pantalones pirata con pliegues y sencillos minivestidos rectos. Nuestros favoritos, los modelos de rectángulos verticales en tela bicolor y un sencillo pero intemporal vestido de crêpe blanco roto con falda de pliegues.

Devota & Lomba

Día y noche

El desfile de Malne, que se inició con retraso, presentó un breve vídeo con los modelos más simbólicos de la breve colección de costura que han ideado para la Primavera-Verano que viene. Destacó una acertada serie de vestidos de noche con pedrería bordada y espalda despejada, así como los vestidos de gran caída en tejidos de lentejuelas en lo que podría definirse como una versión barroca de Halston. Sus trajes de pantalón fueron igualmente atractivos. La belleza de Beba Longoria, como espontánea modelo, y la música de David Bowie reinaron en la pasarela. Hannibal Laguna, cumplidor y perfeccionista, presentó una colección necesitada de actualización.

Ver los comentarios