Vida

Los Sussex contratan al «temido» abogado de los famosos

Los Sussex contratan al «temido» abogado de los famosos

En su cruzada contra la prensa sensacionalista, han confiado en Keith Schilling conocido por su fiereza en los juicios más complejos

La modelo Naomi Campbell, la escritora de la saga de Harry Potter J. K. Rowling, las actrices Kate Winslet y Angelina Jolie, el ciclista Lance Amstrong, el futbolista Cristiano Ronaldo… y ahora también los Duques de Sussex son algunos de los clientes del eminente abogado británico Keith Schilling, especializado, como indica en la página web de su bufete, en «brindar asesoramiento estratégico en relación con amenazas a la reputación y a la privacidad», lo que viene a ser, hablando en plata, un especialista en litigios de los famosos contra los poderosos medios sensacionalistas ingleses. Tiene mucha experiencia en derechos de autor, protección de datos y litigios comerciales, así como en problemas con información falsa difundida a través de las redes sociales y portales de internet.

El Príncipe Harry entró la semana pasada en una guerra abierta contra varios tabloides británicos, en un hecho sin precedentes. El nieto de Isabel II ha dejado claro en múltiples ocasiones que no permitirá que su esposa sufra el acoso y la persecución que tuvo que enfrentar en su momento su madre, la princesa Diana. «Perdí a mi madre y ahora mi esposa es víctima de las mismas fuerzas poderosas», señaló en una carta. Y para seguir adelante con sus denuncias a «The Sun», «The Mail on Sunday» y «The Daily Mirror» por la supuesta persecución a Meghan Markle y por acceder supuestamente a mensajes telefónicos privados, la pareja ha contratado a Schilling, considerado un verdadero perro de presa y cuyos métodos han sido tildados de controvertidos.

De hecho, la pareja decidió no contar con los abogados de Harbottle & Lewis, la firma legal que suele representar a la Familia Real británica, y en su lugar apostarlo todo a un verdadero tiburón en estas lides. A Schilling, de 63 años, los medios lo conocen como «el silenciador», por su capacidad de callar a los grupos de prensa más poderosos y ganar los juicios más complejos. La firma de abogados ha revelado que en caso de ganar esta batalla legal, los Duques donarán la compensación económica que obtengan a una organización que trabaje en contra del bullying. Como no podía ser de otra manera, la decisión de los duques no ha estado exenta de críticas. El periodista de The Times, Roy Greenslade, es una de las voces que se levantaron al respecto. «No recuerdo que la Familia Real haya contratado a Schilling antes. ¿Será que Harry quiere partir una nuez con un martillo?», se preguntó en una columna.

Apartados

Hace un par de semanas que Beatriz de York anunció su compromiso con el empresario Eda Mapelli, y la boda se celebrará en 2020, aunque no han trascendido más detalles. Sin embargo, algunos medios británicos aseguran que Beatriz no quiere invitar al enlace a los Sussex. Según sus fuentes, las relaciones no son buenas entre ambas parejas y fue justamente hace un año en la boda de la hermana de Beatriz, la princesa Eugenia, donde Meghan y Harry anunciaron que iban a ser padres, lo que le habría quitado protagonismo a los novios.