Vida

Los negocios fallidos de las hermanas de Cristiano Ronaldo

Los negocios fallidos de las hermanas de Cristiano Ronaldo

Elma Aveiro vende la tienda de ropa CR7 en el Algarve y Katia cierra su restaurante en Brasil, mientras el jugador portugués se ve destronado por Roger Federer como el deportista mejor pagado del mundo

Mientras Cristiano Ronaldo es destronado por Roger Federer como el deportista mejor pagado del mundo, las dos hermanas del jugador portugués atraviesan momentos delicados en sus respectivas facetas empresariales, pues la ausencia de rentabilidad las ha obligado a cerrar sendos negocios abiertos al calor del tirón del jugador portugués.

Elma Aveiro era la encargada de llevar las riendas de la tienda de ropa y accesorios CR7 en Vilamoura, una de las localidades más turísticas del Algarve. El establecimiento, ubicado en la Marina, suscitaba una gran curiosidad entre los visitantes, ansiosos por sacarse fotografías en el comercio puesto en pie por su ídolo, pero facturaba unas cantidades que han terminado siendo insuficientes para mantenerlo a flote.

Y no, no tiene nada que ver con la crisis económica generada por el coronavirus, pues el traspaso se concretó antes de las pasadas Navidades, aunque es ahora cuando se difunden los términos de una venta que se concretó por un millón de euros.

La tienda, donde podían adquirirse trajes, gafas de sol, colonia o ropa interior, ha ofrecido sus servicios durante 10 años, pues se inauguró en 2009. Tomaba así el relevo del local de similares características con el que se estrenó Ronaldo en este área económica, focalizado en la zona del Parque das Naçoes lisboeta (donde se celebró el Festival de Eurovisión en 2018, después de la victoria de Salvador Sobral con ‘Amar pelos dois’).

La secuencia ejecutada por Cristiano fue clausurar en la capital portuguesa y procurar mejores expectativas en el Algarve, donde ha cosechado elevados beneficios… hasta tiempos recientes.

Las hermanas de Criatiano Ronaldo, en la presentación del perfume «Elma» - GTRES

Pero Elma no se ha quedado de brazos cruzados y ha optado por introducirse en el diseño de joyas. Así, ha lanzado una colección inspirada en su madre, Dolores Aveiro. El resultado se llama Roya y responde a su asociación con la polifacética empresaria norteamericana Nadia Ahmed. Las joyas estarán disponibles en Madeira y en Londres, aunque con la idea de extenderse a otros puntos cuando finalicen los efectos de la pandemia desatada por el Covid-19.

Al mismo tiempo, la otra hermana de Ronaldo, la cantante Katia Aveiro, confirma que el restaurante que regentaba en la ciudad brasileña de Gramado va a cerrar sus puertas. Un negocio que estuvo en entredicho desde el primer momento (su estreno tuvo lugar en octubre de 2018), primero por ubicarse muy lejos de Portugal y segundo por no estar en Río de Janeiro, Salvador de Bahía o Sao Paulo. Si apostó por ese rincón 115 kilómetros al norte de Porto Alegre fue debido a que se asoció con el empresario local Alexandre Bertolucci, de quien se enamoró y que es el padre de su hija Valentina.

Casa Aveiro, por tanto, deja de existir, pero Katia tiene intrigados a sus fans en las redes sociales porque ha desvelado: «Pronto tendré novedades para contaros».

De forma paralela, sigue en pie el otro restaurante familiar, denominado ‘Cascatas e Girassóis’ y uno de los reclamos del centro comercial Marina Shopping, muy cerca de la Catedral de Funchal, la capital de Madeira, tierra originaria de los Aveiro. No obstante, la incertidumbre generada por el coronavirus tiene en vilo a una preocupada Katia, quien suele viajar de Brasil al archipiélago en cuanto tiene ocasión.

Las nuevas normas de apertura de restaurantes entrarán en vigor próximamente en Portugal y ahí se comprobará si el local puede ser rentable.