Vida

Los 90 años de Bernie Ecclestone, el mandamás de la F1

Los 90 años de Bernie Ecclestone, el mandamás de la F1

El millonario se convirtió en padre de su cuarto hijo el pasado mes de julio junto a la atractiva brasileña Fabiana Flosi, 45 años menor que él

El que manejó durante cuatro décadas con mano de hierro la F1 hoy lleva una vida más apacible -si eso entra en su vocabulario-, al lado de su mujer, la atractiva brasileña Fabiana Flosi, con la que se casó en 2012 en una boda secreta. Hace cuatro años que el holding estadounidense de medios Liberty Media despojó a Bernie Ecclestone de su título de mandamás en la «categoría reina del automovilismo», y se centró en su vida personal.

Pero aunque más alejado del ruido de los motores, a sus 90 años -que cumple este miércoles-, Bernie Ecclestone sigue tan vivaz como en sus años mozos. Se convirtió hace unos meses en padre de su cuarto hijo, Ace, con la directora de márketing, que le saca 20 centímetros de altura y es 45 años menor que él. Con ella ha sentado al cabeza. El millonario empresario ya cuenta con otras tres hijas más, dos de su anterior matrimonio con la modelo croata Slavica Radic (Tamara y Petra Ecclestone) y su otra hija, Deborah Ecclestone, fruto de su primer matrimonio con Ivy Bamford. Curiosamente este última hija le saca a la actual mujer de su padre 20 años.

Con Fabiana Flosi

La edad no es impedimento para la pareja. «Hemos estado juntos durante dos años y lo que hace que todo funcione entre nosotros es que Fabiana tiene mucho sentido del humor. Aunque debo decir que no tengo absolutamente ningún problema con ella en casa y creo que ella también tiene mucha suerte por estar conmigo», contaba hace algún tiempo Ecclestone.

Un secuestro de nueve días

Quizá uno de los momentos más angustiosos que vivió el gran magnate de la F1 fue cuando unos delincuentes secuestraron durante nueve días a su suegra. A través de un correo electrónico exigían al matrimonio el pago de 33 millones de euros. Menos mal que las cosas terminaron bien gracias a los miembros del escuadrón antisecuestros de Sao Paulo, que consiguieron liberarla. Tampoco es que Ecclestone estuviera dispuesto a pagar nada por una suegra, como terminó reconociendo.

Una vida dedicada a la F1

Su vida de luces y sombras en la F1 comenzó bien temprano. Ya antes de alcanzar la mayoría de edad abandonó sus estudios y creó una pequeña empresa de compra-venta de repuestos de motos, sus inicios en el mundillo. Aunque intentó ser piloto, desistió de la idea. No era lo suyo. Prácticamente terminó más veces en el hospital que carreras en las que participó. Lo suyo eran los negocios y terminó convirtiéndose en millonario y en el mandamás de la F1.

Ver los comentarios