Vida

Las opulentas vacaciones de los Duques de Sussex en una mansión en Vancouver

Las opulentas vacaciones de los Duques de Sussex en una mansión en Vancouver

La familia se aloja en una mansión de 14 millones de euros con acceso privado a dos playas

Tierra y mar de por medio. Eso es lo que han puesto el Príncipe Harry y su esposa Meghan Markle entre ellos y la Familia Real británica estas navidades. El pasado mes los duques de Sussex anunciaron que se tomarían seis semanas de vacaciones tras acusar a varios tabloides británicos de violentar su intimidad y de que corrieran como la pólvora los rumores de una presunta mala relación entre la ex actriz estadounidense y la Reina Isabel II. Así, el pequeño Archie, de siete meses, ha pasado su primera Navidad acompañado únicamente de sus padres y de su abuela materna, Doria Ragland.

Fue el primer ministro canadiense Justin Trudeu el primero en revelar que los duques se encontraban en suelo canadiense en un tweet en el que les dio la bienvenida al país. Ahora el «Daily Mail» ha dado a conocer que la familia está alojada en una mansión de casi 14 millones de euros en Vancouver. Según la publicación, la vivienda, que es propiedad de un multimillonario cuya identidad se desconoce, cuenta con ocho estancias completamente amuebladas y tiene acceso privado a dos playas.

Los vecinos han confirmado que alrededor del 19 de diciembre se instalaron vallas metálicas de gran altura así como cámaras en todo el perímetro de la propiedad de 16.000 metros cuadrados y con unas espectaculares vistas al mar. La casa principal tiene cinco habitaciones y ocho baños y además cuenta con una cabaña privada para invitados con tres habitaciones extra y dos baños.

Los Duques de Sussex y Archie se alojan en una mansión repleta de vegetación - SOTHEBY';S

Toda la propiedad está vigilada además durante las 24 horas del día por un equipo de guardias de seguridad, tanto canadienses así como la protección oficial británica.

Los rumores sobre una mala relación con la Reina vienen de lejos y en el último discurso de la monarca hubo un detalle que parece confirmar las sospechas: en las fotografías que adornaban la mesa desde donde dio el discurso, destacaban los duques de Cambridge y sus tres hijos, mientras que los de Sussex brillaron por su ausencia. Y es que Meghan, que al principio de su noviazgo con el segundo hijo de Diana de Gales y Carlos de Iglaterra fue como un soplo de aire fresco dentro de una institución estricta y tradicional como la monarquía, ha acabado siendo uno de sus miembros más criticados. Ella y Harry, a su vez, han cargado contra los medios de comunicación, e incluso han a contratado a uno de los mejores abogados de Reino Unido para que lleve las demandas que han interpuesto contra un par de ellos.

De ahí que en el seno de la pareja surgiera la idea de tomarse un tiempo sabático de un mes y medio que a juzgar por las imágenes que han circulado está siendo maravilloso para la familia. En una de ellas el protagonismo lo tiene el pequeño Archie, que sale en un primer plano mientras sus padres se ven sonrientes al fondo. Por si fuera poco, pese al frío que suele hacer en esta época del año, los duques han podido disfrutar de días soleados y con una temperatura agradable.

Según algunos medios, la Casa Real les solicitó volver a Inglaterra por las navidades, sobre todo después de que el marido de la Reina, Felipe de Edimburgo, fuera hospitalizado, pero los duques decidieron quedarse en Canadá.