Vida

Las Mourinho cambian Londres por Portugal

Las Mourinho cambian Londres por Portugal

La hija de José Mourinho, ha decidido dejarse llevar por la llamada de su tierra natal y ha hecho las maletas para volver a Portugal

Matilde, la hija de José Mourinho, ha decidido dejarse llevar por la llamada de su tierra natal y ha hecho las maletas para volver a Portugal. Junto a ella está Danny Graham, su novio británico, después de superar una crisis de pareja que casi les cuesta la ruptura definitiva.

Juntos se han instalado en una casa de ensueño en Azeitao, a 35 kilómetros al sur de Lisboa y a solo 14 de Setúbal, de donde proceden los Mourinho. A sus 23 años, Matilde ha encontrado así el sosiego que necesitaba, lejos del «ruido» de Londres, y lo ha hecho cuando más oportuno era, pues optó por trasladarse cuando arrancaron en toda Europa las restricciones del confinamiento.

Matilde Faria, la todavía esposa del entrenador del Tottenham, se ha trasladado con los dos jóvenes, mientras que su hijo pequeño, José Mario, permanece en la capital británica al lado de su polémico padre.

RRSS

La opacidad del matrimonio Mourinho hace que no esté claro si detrás del viaje de la esposa del técnico se esconde un paréntesis, uno más después de varios desencuentros y de que saliera a la luz una supuesta infidelidad del entrenador.

Don José, como le conocen sus paisanos de Setúbal, siempre inculcó a Matilde y a José Mario la pasión por su tierra. Por eso, está encantado de que la emergente influencer se haya asentado en los alrededores, lejos de la vida nocturna de Londres, donde llegó a mantener sendos idilios con Brooklyn Beckham y con Niall Horan, del grupo pop One Direction.

RRSS

Su localidad natal honra a Mourinho con una avenida que lleva su nombre y su primo Ricardo ha retornado a este precioso lugar después de su etapa como secretario de Estado de Finanzas. De modo que los lazos familiares hacen que Matilde se pueda sentir más acogida en caso de que ella y su madre pudieran necesitar cualquier cosa.

Azeitao es una zona de alto nivel, que se ha convertido en una suerte de extensión de Setúbal. Allí son vecinos del escritor italiano Lorenzo de Médici, único superviviente de la histórica dinastía que ejercía como mecenas de los grandes artistas de la Florencia del esplendor, como Miguel Ángel o Brunelleschi, por poner solo dos ejemplos.