Vida

Las autoridades toman medidas por miedo a que Harvey Weinstein se autolesione

Las autoridades toman medidas por miedo a que Harvey Weinstein se autolesione

No quieren que se repita el incidente de Jeffrey Epstein, que decidió suicidarse el pasado mes de agosto en su celda antes de que comenzase el juicio por tráfico sexual de menores

Muchos no pueden con la culpa de sus pecados, otros con la condena que tendrán que cumplir en la cárcel, y deciden autolesionarle o algo peor. Ya sucedió con el pedófilo Jeffrey Epstein, que apareció muerto en su celda el pasado mes de agosto, antes de que diese comienzo el juicio por tráfico sexual de menores.

Ante un caso tan mediático e importante como el de Harvey Weinstein, que ha sido declarado culpable de ataque sexual y violación, las autoridades penitenciarias de Nueva York han decidido tomar medidas para vigilar al productor de Hollywood por si tuviese la intención de hacerse daño a sí mismo. Incluso barajan enviarlo a una cárcel diferente a la polémica de Rikers Island debido al «alto perfil» de su caso, según han informado medios locales este miércoles.

Por el momento, Weinstein sigue ingresado en el hospital neoyorquino de Bellevue, donde fue trasladado el pasado lunes por la tarde aquejado de palpitaciones cardíacas unas horas después de que concluyera su juicio por abusos sexuales con el veredicto del jurado, que lo declaró culpable de dos delitos por los que se enfrenta a un mínimo de 5 años de cárcel y un máximo de 29.

Pendiente de conocer su sentencia, que el juez ha fijado para el próximo 11 de marzo, el productor está aislado en una unidad especial del hospital para presos y vigilado en todo momento por un equipo de funcionarios de prisiones, que incluye a agentes especializados de emergencias, para asegurar que «no se autolesione», de acuerdo al medio digital The City.

Escoltado 24 horas

El presidente de la Asociación de Directores Adjuntos de Cárceles, Joe Russo, dijo a ese medio que el caso de Weinstein, de 67 años, es de «alto perfil» y «no se le puede poner con cualquiera», por lo que se ha cerrado la unidad entera del hospital para evitar que se encuentre con algún otro recluso y siempre va escoltado de un funcionario cuando se desplaza.

Se esperaba que el productor fuera trasladado a Rikers Island, uno de los mayores complejos carcelarios de EE.UU. situado en una isla de Nueva York y que no goza de buena fama, a una área destinada a casos notables o a presos con problemas de salud, en cuyo caso Russo afirmó que se dispone de espacio suficiente para que Weinstein se aloje en una unidad él solo.

No obstante, y aunque la última palabra sobre su destino la tiene del Departamento Correccional del estado, las autoridades barajan enviarlo a una prisión fuera de la ciudad de Nueva York, en los condados de Nassau, Suffolk, Westchester o Albany, indicó Russo.

Por su parte, el diario «The New York Post», que cita a una fuente carcelaria, señala que las autoridades no quieren que se repita un «incidente como el de Jeffrey Epstein», el magnate financiero acusado de tráfico sexual de menores que se suicidó el verano pasado en su celda mientras esperaba a que comenzara su juicio en Nueva York.