Vida

Lapo Elkann pone fin a su eterna «dolce vita» con una carta de amor a Italia

Lapo Elkann pone fin a su eterna «dolce vita» con una carta de amor a Italia

El nieto de Gianni Agnelli dio un giro a su vida tras sufrir un accidente. Lo ha demostrado con su actitud ante la pandemia

El empresario Lapo Elkann (42 años), nieto de Giovanni Agnelli y hermano del presidente del grupo Fiat Chrysler Automobiles, John Elkann, heredó del que todos conocen como el «Avvocato» su amor por la belleza y el confort, un cierto estilo, algo de su inventiva y el amor por el «made in Italy». En esta hora negra para Italia, Lapo Elkann, presidente y fundador de Italia Independent Group -en enero firmó un acuerdo con Cristiano Ronaldo para la creación de gafas con la marca CR7- ha sabido tocar el corazón de los italianos, con una carta que contiene un espléndido mensaje de reconocimiento hacia el ingenio italiano y a los que están empeñados en la lucha contra el coronavirus. Lapo Elkann, soltero de oro, un playboy desenfrenado, el díscolo de la familia Agnelli, ha dado un cierto giro a su vida después del grave accidente de coche que sufrió en Israel en diciembre pasado. Lapo estuvo en coma, sufrió fracturas, lesiones pulmonares y diversas intervenciones quirúrgicas. Después fue ingresado en un hospital en Suiza, donde se recuperó.

Salió con una promesa: dedicar su vida a obras sociales y a las buenas causas. La pandemia del coronavirus le ha dado una buena oportunidad. Lapo Elkann se sumó a la donación de 10 millones de euros que hizo el grupo de empresas de los Agnelli para ayudar a combatir el coronavirus. Después de comprar en Estados Unidos mascarillas que donó a varios hospitales italianos, Elkann ha querido distinguirse con un gesto que tuviera repercusión dentro y fuera de Italia. Buen conocedor de la comunicación, ha centrado su mensaje en su pasión por el «made in Italy». Impresa en la bandera tricolor italiana, y publicada en su web y en Twitter, ha escrito una carta de amor a Italia, como si la escribiera a una mujer, mostrando su confianza en la capacidad del país para levantarse siempre en las peores circunstancias. «Italia te amo hasta la locura. Esta es mi carta de amor por ti». Son estas las palabras que Lapo Elkann utiliza para lanzar su tuit.

El texto evoca en primer lugar los símbolos industriales y de estilo de vida que representan los amores «tradiciones» de Lapo por Italia. «Es en el peor momento para nuestra nación que me dispongo a escribir una carta de amor a Italia, como cuando se escribe a una mujer que al momento no existe, pero que pronto regresar», escribe el nieto de Agnelli. «Si siempre -añade- he mostrado mi amor incondicional por el ingenio italiano, de Leonardo da Vinci a Mattei, de Pirandello a Rita Levi Montalcini, de las películas de Fellini al Futurismo, de Ferrari y Fiat a Diesel y Piaggio, de las muchas excelencias de la comida italiana a Barilla, de Palladio a Renzo Piano, de Armani y Moncler a Gucci y Diesel, de Brembo a todas las pequeñas empresas insignia de nuestro país en el mundo, ahora me he enamorado de otra Italia».

Homenaje a los sanitarios

Después, las palabras de Lapo Elkann son un homenaje para los que luchan contra el coronavirus; esa es la Italia que él celebra: «La de aquellos que resisten cada hora, cada minuto y cada segundo que pasamos en este momento oscuro y sombrío, la Italia que sabe que cuando la noche es oscura, significa que el amanecer está más cerca. Esa Italia que no se rinde, en los balcones, en las casas. Una Italia compuesta por médicos, enfermeras, profesionales de la salud, voluntarios capaces de sonreír incluso entre lágrimas, transportistas, dependientes, cajeros, pequeños, medianos y grandes empresarios...». Elkann concluye así su carta: «Lo que nuestra historia nos ha enseñado es que Italia es un país que nunca muere, y cuando está de rodillas siempre se levanta de nuevo porque tenemos algo que siempre nos salva: la fuerza de la belleza, de la bondad, de creatividad, de la generosidad y una resistencia constante que atraviesa nuestro país de norte a sur».