Vida

La reñida herencia de los Masaveu, la «otra familia» de la «Jesulina»

La reñida herencia de los Masaveu, la «otra familia» de la «Jesulina»

Carmen Janeiro y Luis, el menor del poderoso clan asturiano, son la pareja sorpresa del momento

Todos los esfuerzos realizados durante años por la adinerada familia Masaveu para huir de las páginas del papel cuché se han ido al traste esta semana después de que el más pequeño de los cinco hermanos saliera en la portada de «Semana» navegando en un yate por aguas de Puerto Banús (Marbella) en compañía de Carmen Janeiro (43 años), hermana de Jesulín de Ubrique y, al parecer, su pareja,

La nueva relación sentimental de Luis Masaveu Herrero, de la misma edad que la conocida popularmente como «la Jesulina», ha provocado que el clan más rico de Asturias salga a la palestra, destapando viejas polémicas.

Inversiones y patrimonio

Los Masaveu cuentan con un patrimonio de unos 2.000 millones de euros, según la revista «Forbes». Una fortuna cimentada en sectores como el financiero, inmobiliario, instalaciones portuarias, aparcamientos urbanos, sanidad e investigación o bodegas, además de ser unos de los mayores accionistas de Liberbank. Sin embargo, la mayor parte de su legado proviene de la Fundación Cristina Masaveu Peterson, que posee una de las colecciones privadas de arte más importantes de España. Con cuadros de Goya, Madrazo, Sorolla o Zuloaga, los Masaveu Herrero forman parte del selecto club de la élite del coleccionismo de nuestro país, junto a nombres como Abelló, Thyssen o la casa de Alba.

Su núcleo fundacional fue gestado por el empresario catalán Pedro Masaveu Rovira (1827-1885), quien se asentó en Oviedo desde Castellar del Vallés (Barcelona) y que continuaron sus herederos. Tras él, quedó al frente de la corporación Pedro Masaveu Masaveu (1886-1968) y tras la muerte sin descendencia de su hijo Pedro Masaveu Peterson, en 1993, su hija menor, María Cristina, asumió la dirección, con la ayuda de su primo Elías Masaveu Alonso del Campo, hasta su fallecimiento en mayo de 2005, a los 73 años.

En el funeral de Elías Masaveu, en 2005 - EFE

Tan solo un año más tarde, la empresaria dejaba este mundo soltera y sin hijos, al igual que su hermano, por lo que nombró heredero universal a su sobrino mayor, Fernando Masaveu Herrero (Oviedo, 1966), que continuó la labor filantrópica de la familia presidiendo la Corporación Masaveu y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson. Una decisión que, tal y como cuenta a ABC una fuente cercana a la familia, creó la disconformidad del resto de los hermanos, quienes esperaban que la herencia se dividiese entre los cinco y que a día de hoy ven cómo la dirección de la multimillonaria colección de arte, que se encuentra en el Palacio de Hevia, a las afueras de Oviedo, pasará de su hermano mayor a alguno de los tres hijos de Fernando. Una polémica que ha provocado fuertes rencillas entre los hermanos, hasta el punto de retirarse la palabra.

Algo de esto pudo prever María Cristina, pues pocos meses antes de morir creó la fundación con su nombre con el objetivo de dejar intacto el legado artístico de su padre, a la vez que se impulsaba la cultura, la formación y la investigación del mecenazgo de la familia.

Quién es quién

Actualmente, Fernando Masaveu Herrero preside el núcleo fuerte de la empresa familiar. Su hermano José (1967) se encarga de dirigir el área agroalimentaria del grupo empresarial y el pequeño de los varones y pareja de Carmen Janeiro, Luis (1976), controla la división inmobiliaria. Por su parte, sus hermanas María (1968) y Carolina (1972) probaron suerte en la capital con su propia galería de arte llamada Fruela, que lamentablemente cerró en febrero de 2019, tres años después de su inauguración, a causa de una fuerte crisis en el sector. Tras esto, las hermanas se vieron obligadas a volver al nido familiar para trabajar en la Fundación de su difunta tía.