Vida

La reina Letizia vuelve a lucir su famoso vestido «low cost»

La reina Letizia vuelve a lucir su famoso vestido «low cost»

La esposa de Felipe VI repite un modelo estampado de falsos lunares de la marca Massimo Dutti

La Reina Letizia sorprende rescatando uno de sus «outfits» más destacados de su fondo de armario: un vestido de falsos lunares de la marca Massimo Dutti. Este «look» fue uno de los más deseados hasta el punto de que la marca llegó a colgar el cartel de «agotado» en su web y, a pesar de que ya lo ha lucido en varios compromisos anteriormente, parece una de las prendas preferidas por la Reina.

GTRES

El día del estreno del conjunto Doña Letizia optaba por combinarlo unos zapatos de salón de Carolina Herrera de ante azul oscuro y tacón fino, acompañados de unos de sus pendientes favoritos de oro amarillo de 18 quilates y diamantes, bautizados con el nombre de «Crawler» pertenecientes a la colección Skyline inspirada en Nueva York de la firma Gold&Roses. En marzo, formó parte de su maleta para la visita oficial de los Reyes a Argentina en el VIII Congreso Internacional de Lengua Española.

Hoy, con motivo de la celebración de la jornada de audiencias en el Palacio de la Zarzuela de Madrid ha recuperado este diseño, en un guiño a Amancio Ortega. El vestido destaca por su cuello redondo, manga larga y falda de vuelo, pero sobre todo por su económico precio: 89,95 euros.

«Fetiche»

En varias ocasiones, la mujer de Felipe VI, ha destacado por la elección de sus estilismos y colores. Hace unos días asistía a los salones Virrey Palafox de El Burgo de Osma (Soria) para liderar la clausura del seminario para periodistas y comunicadores «Cómo los medios de comunicación pueden ayudar a repoblar la España rural», optando por uno de los colores «fetiche» y destacados de su armario: el rojo.

Un repetido conjunto de Hugo Boss compuesto por un jersey fino de manga larga, cuello redondo y puños adornados con botones, junto a unos pantalones «culotte» del mismo color. Completaba el «look» con un toque brillante gracias a los pendientes de la misma firma de Nueva York, Gold&Roses y unos «stilettos» color vino.