Vida

La razón por la que Tita Thyssen no acudirá al entierro de su ex, Manolo Segura

La razón por la que Tita Thyssen no acudirá al entierro de su ex, Manolo Segura

Numerosos rostros conocidos se reunieron ayer en el tanatorio de La Paz para darle su último adiós

Carmen Cervera ha vuelto a copar los titulares de la prensa del corazón y no precisamente por una nueva exposición en el Museo Thyssen, sino por la muerte este 25 de junio de Manolo Segura - expareja y padre de su único hijo, Borja Thyssen-, a los 77 años, tras una larga lucha contra un cáncer.

El publicista santanderino, bien conocido en los círculos de la alta sociedad madrileña, conoció a Tita Cervera tras su polémico divorcio de Espartaco Santoni. Con él mantuvo una estrecha relación aunque nunca llegaron a casarse. No fue hasta 2009 cuando la propia Carmen Cervera desveló en sus memorias, «Yo, Tita Cervera» que Manuel era el padre de su hijo. «Manuel Segura me dio a mi hijo. Le conocí en una cena. Nos reímos mucho, conversamos y bailamos también mucho. Empezamos a salir y hablamos de boda. Él era soltero, pero yo creía que seguía casada con Espartaco», contaba.

Tras convertise en padres, apareció en la vida de Tita el barón Thyssen, Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza, con quien se casó en 1985, y todo cambió: «Cuando Heini, antes de casarnos, quiso adoptar a Borja como hijo suyo, le dije que antes debería conocer a su padre». No fue hasta que Borja Thyssen cumplió siete años cuando Carmen Cervera le contó la verdad a su hijo: «Le dije a mi hijo que tenía la suerte de tener dos papás». No obstante, Borja nunca le llamó papá, ya que consideró como tal al barón Thyssen. Cuando Tita Cervera y su hijo estaban distanciados, Manuel Segura fue el que ayudó a que se reconciliasen.

Tanatorio y funeral

Numerosos rostros conocidos se reunieron ayer en el tanatorio de La Paz para darle su último adiós. Una de las primeras en llegar fue su exmujer Paz Pastor, con la que mantenía una excelente relación. También acudió Esther Doña, viuda de Carlos Falcó. También vimos a amigos cercanos como Marina Castaño o Juan Palacios con su mujer. «Tenemos el corazón roto. Nos hemos enterado a las cinco de la mañana, la enfermedad es lo que se lo ha llevado. Era una gran persona, un señor y amigo de sus amigos», declaró Palacios.

A Tita la noticia del fallecimiento le pilló en Andorra y en principio no se desplazará a Madrid en las próximas horas para acudir al funeral. Al estar en grupo de riesgo del coronavirus, teme las aglomeraciones.