Vida

La primera ministra de Finlandia se casa en una ceremonia íntima con Markus Räikkönen

La primera ministra de Finlandia se casa en una ceremonia íntima con Markus Räikkönen

La boda tuvo lugar en la residencia oficial de Sanna Marin, una pintoresca villa, en una celebración de carácter privado y restringida a un círculo íntimo de familiares y amigos

Fue una ceremonia íntima a la que asistieron no más de cuarenta invitados: la primera ministra de Finlandia, la socialdemócrata Sanna Marin (34), se casó el sábado con su novio de hace 16 años, el exfutbolista Markus Räikkönen. Fue la misma jefa del Gobierno finlandés quien lo anunció en su cuenta de Instagram el domingo. Marin y Räikkönen se conocieron cuando tenían 18, viven en pareja estable desde hace años y tienen una hija en común de dos años y medio de edad. «Juntos hemos visto y experimentado muchas cosas, intercambiado alegrías y penas y nos hemos soportado el uno al otro en situaciones de calma y de tempestad», escribió Marin en su mensaje en la red social que acompaña una fotografía de la pareja. «Estoy feliz y agradecida de poder compartir mi vida con el hombre que amo» y «gracias por estar a mi lado», se lee también en el mensaje, en el que recuerda que han crecido juntos. Al anuncio difundido este domingo en Instagram han seguido ayer las felicitaciones, desde Twitter, tanto desde la cuenta del gobierno finlandés como del partido de Marin, el SDP. La boda tuvo lugar en la residencia oficial de la primer ministra, una pintoresca villa, en una ceremonia de carácter privado y restringida a un círculo íntimo de familiares y amigos.

Criada en una familia homoparental –su madre biológica y la pareja de esta–, Marin fue elegida primera ministra en diciembre convirtiéndose en la gobernante más joven del mundo, un lugar que Marin perdió al llegar al poder el conservador austriaco Sebastian Kurz que este mes cumplirá 34 años. La recién casada viene de una familia modesta: criada en un pequeño municipio cercano a Tampere –la tercera ciudad más grande de Finlandia–, la jefa del Ejecutivo finlandés es la primera de su familia en llegar a la universidad. Sus padres se divorciaron cuando era muy pequeña, luego de lo cual su madre rehizo su vida con una mujer. Por aquel entonces se lamentaba Marin, «no éramos reconocidas como una familia real o una familia igual que las demás». Marin ha trabajado desde los quince años como dependienta en una panadería, repartidora de periódicos o cajera.

La boda de Marin y Räikkönen sigue al matrimonio del 15 de julio de la primera ministra danesa, la también socialdemócrata (SD) Mette Frederiksen, quien tuvo que reprogramar repetidamente la ceremonia, primero debido a las elecciones, luego a la pandemia del coronavirus y finalmente por una cumbre de la Unión Europea.

Comentarios