Vida

La polémica persigue la boda de Antonella y Messi dos años después

La polémica persigue la boda de Antonella y Messi dos años después

La ex «wedding planner» de la boda de Messi afirma que su padre aceptó servicios gratis a cambio de publicidad

La boda de Lionel Messi y el amor de toda su vida Antonella Roccuzzo fue el evento del año en 2017 en Argentina, una ceremonia que dio mucho que hablar durante meses. Sin embargo, esta semana unas palabras algo desafortunadas empañaron el mágico recuerdo de aquella noche del 30 de junio. El pasado fin de semana en el programa de la estrella televisiva Mirtha Legrand la «wedding planner» Bárbara Diez -quien, además, es la esposa del jefe de Gobierno de la ciudad Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta- aseguró que fue despedida de sus funciones en la boda dos años atrás y también acusó de la repentina decisión al padre del deportista, Jorge Horacio Messi.

«Nunca hablé públicamente de esto», comenzó a decir Diez en televisión. Y continuó: «Trabajamos casi un año y el padre [de Messi] se empezó a involucrar en la boda aceptando muchos intercambios gratis. Decidió hacer la boda en un salón donde le daban la comida y aceptó los servicios de una pareja de organizadores de bodas que le ofrecieron otro trueque. Y me llamaron para decirme que ya no contaban con nuestro servicio».

Gratis por publicidad

Consultada por la presentadora sobre si hubo algún problema con el presupuesto, Diez lo negó rotundamente: «Ella y él estaban de acuerdo con los presupuestos, pero el papá de Messi empezó a ver las planillas, no entendía qué era cada cosa y nunca nos preguntó. Dijo ‘esto no se hace aquí, lo hacemos en el Casino’». Según la esposa del funcionario porteño, sería ésta la razón por la que la boda cambió de lugar en el último momento, ya que inicialmente se había anunciado que el enlace se iba a realizar en el Hotel Puerto Norte de Rosario.

El evento tuvo relevancia para la prensa internacional no sólo por tratarse de la boda de «Lio», sino también por la presencia de reconocidas figuras de la talla de Shakira -quien confirmó que iba en el último minuto-, Gerard Piqué y otras estrellas del F.C. Barcelona.

La «wedding planner» sostuvo que con la novia todo quedó en buenos términos: «Después nos escribimos con Antonella y me dijo ‘Bárbara, lamento un montón lo que están diciendo’. Ella es un amor. Me dolió porque das mucho amor al organizar un evento». Y concluyó: «No era la boda que habíamos soñado con la novia. Fue otra boda». Esta última frase desató la furia de la mujer de Messi, que no tardó en responder a Diez a través de las redes sociales.

El futbolista Lionel Messi junto a su mujer Antonella Roccuzzo - ABC

«Desmiento públicamente todo lo dicho por Bárbara Diez», dijo la mujer de «La Pulga» en su cuenta de Instagram, donde supera los 9 millones de seguidores. Y añadió: «Nuestra boda no fue por intercambios. Pagamos el cien por cien de los servicios prestados por cada proveedor».

Decisión de la novia

«Anto» -como la llaman sus amigas- contradijo las palabras de la «wedding planner» sobre el rol del padre de su marido: « La desvinculación de la empresa de Bárbara Diez fue decisión nuestra y no de mi suegro». Para finalizar, Roccuzzo aclaró que la elección de la nueva empresa organizadora de la boda, a cargo de Cecilia Trabattoni, fue suya. «Nuestra boda fue soñada. Hubiese preferido no tener que aclarar nada, y menos dos años después, pero no he tenido otra alternativa», sentenció.

De perfil muy bajo, y habitualmente alejada de los focos, es la primera vez que se puede ver a la mujer del futbolista enfurecida de esta manera. Además de tener su empresa, Diez tiene vínculos con el poder por el hecho de ser la «primera dama porteña» y, de hecho, fue ella la encargada de la organización de la boda del presidente Mauricio Macri con Juliana Awada en el año 2010.

A pesar de los eventos en los que trabajó, Diez tiene una «espina» clavada en el corazón por un enlace que le hubiera dado reconocimiento mundial y del que quedó abruptamente fuera.