Vida

La mujer de un exdiputado británico pone en jaque a la Casa Real y a medio Parlamento

La mujer de un exdiputado británico pone en jaque a la Casa Real y a medio Parlamento

Sasha Swire, esposa de Hugo Swire, ex secretario de Estado, habla en sus diarios sobre el Príncipe Andrés y David Cameron, entre otros

Sasha Swire, mujer de Hugo Swire, exdiputado conservador y exministro de Relaciones Exteriores, entre otros cargos, durante el mandato de David Cameron, ha hecho saltar las alarmas con el lanzamiento de «Diary of an MP’s Wife» (Diario de la mujer de un diputado), una obra en la que airea los trapos sucios de miembros de la Familia Real británica y las intimidades familiares de los que en su día fueran compañeros de su esposo.

Junto con David Cameron, George Osborne, Michael Gove y sus respectivas mujeres y familias pasaron gran cantidad de veladas y fines de semana juntos durante los que Sasha no perdió el tiempo y se encargó de dejar anotadas algunas de sus conversaciones privadas. «The Times» ha adelantado ya algunos de los capítulos de este libro que saldrá a la venta el próximo 24 de septiembre.

Los extractos del diario de Sasha Swire revelan cómo en una ocasión Cameron le pidió que no caminara delante de él en un camino costero en Polzeath porque su olor estaba afectando a sus «feromonas». «Esto no es un primer ministro flirteando. Es probablemente lascivia. Pero, qué demonios, estoy tan necesitada de atención masculina a mi edad que me hace sonreír. Todavía hay esperanza, al parecer» escribe». Hay cabida en sus páginas para referirse también a la «frustración» de Samantha, mujer de Cameron y a la mujer de Grove, que, según la autora, vive en busca de constante aprobación por parte del matrimonio Cameron.

En sus páginas, la mujer de Swire habla también sobre un encuentro con el Príncipe Andrés, hijo de la Reina Isabel de Inglaterra, en el año 2011 en una cena oficial celebrada en Hillsborough Castle. La autora asegura que el Duque de York dio una diatriba «insoportable» sobre «lo brillante que era»: «Me senté allí tratando de escuchar lo brillante que era cuando todo lo que lo veía era a él en shorts, asistiendo a fiestas en topless en la piscina en la mansión de Jeffrey Epstein».

Y añade la supuesta rivalidad de Andrés y su hermano, y sus deseos por encontrar un buen puesto para sus hijas, fruto de su matrimonio con Sarah Ferguson: «Está claro que se estaba produciendo una lucha de poder entre él y el príncipe Carlos. Muchas de las vergonzosas amistades de Andrés con los oligarcas, y su imploración a cualquiera que escuchara para rescatar a su esposa, tensaron su relación (...) La difícil relación de Andrés con su hermano y futuro rey está bien documentada. Carlos ha hecho campaña durante mucho tiempo a favor de una monarquía reducida, con Beatriz y Eugenia de York -hijas del Príncipe Andrés- muy al margen».

Ver los comentarios