Vida

La misteriosa desaparición del maestro bordador Johan Luc Katt

La misteriosa desaparición del maestro bordador Johan Luc Katt

La Policía halló el pasado viernes al artesano en la Casa de Campo de Madrid muy desorientado. Se recupera en la unidad de Psiquiatría del hospital Gregorio Marañón

Perlas, cristales e hilos de oro y plata enhebran y dan consistencia a su día a día en su atelier madrileño de la calle General Díaz Porlier. Cuando tan solo era un niño, Johan Luc Katt (61 años) quedó deslumbrado por los bordados haute couture que lucían su madre y su abuela en las recepciones que ofrecían a sus invitados en Marruecos, país en el que nació. Se formó en París, trabajó para la casa Lesage, que confeccionaba para Chanel o Dior, y allí depuró una técnica con la que logró conquistar al mundo.

Hace 25 años decidió afincarse en nuestro país por amor y aquí ha logrado tejer una ilustre nómina de clientes. Entre ellas figuran miembros de la realeza como la Infanta Cristina, -diseñó los bordados de su vestido nupcial- o Doña Letizia, -bordó el velo de su vestido de novia-. A nivel internacional ha trabajado para la Reina Isabel II, a la que cautivó con sus broches. Pero como en otras muchas historias de éxito, siempre hay una puntada que se tuerce en la vida.

Doña Letizia - ABC

La pareja del diseñador Johan Luc Katt denunció el pasado miércoles por la tarde su desaparición. «La última vez que le vio fue ese día a las 15.00 horas. Trató de ponerse en contactó con él por teléfono a las 18.00. Se dejó el móvil, la cartera, las llaves y su documentación en casa. Su novio llegó a mi despacho llorando, desesperado, pidiéndome ayudar para buscarle», comenta el abogado de la pareja Ángel Sutil a ABC. Vestía camisa blanca con motas negras, vaquero azul claro, náuticos negros y gabardina gris. Su novio ha vivido una auténtico infierno, temiendo incluso un secuestro, hasta que por fin ayer dieron con él.

Después de 48 horas desaparecido, Johan Luc Katt fue encontrado por la Policía en la Casa de Campo completamente desorientado. Tras atenderle, le trasladaron en una ambulancia al hospital Gregorio Marañón, donde ingresó en la Unidad de Psiquiatría. De momento, se desconoce su evolución.

Clientes morosos

«Estaba de bajón, un poco harto de la gente. Últimamente había hecho varios vestidos para personas de la alta sociedad, pero no había conseguido cobrarlos. Atravesaba un bache, pero no tomaba medicación ni sufría depresión», puntualiza el abogado.

Johan Luc Katt y su pareja llevan tres años juntos y aunque comparten techo, el diseñador pasaba temporadas en otra casa. El maestro de la aguja ha confesado en alguna ocasión la presión a la que se enfrenta cuando diseña para clientes tan exigentes. Por ejemplo, ha bromeado con que tenía pesadillas con confundirse a la hora de bordar el velo de Doña Letizia. «Fue un encargo de la Casa Real y sabíamos que era extremadamente secreto. Los motivos del bordado me los dio la casa y son iguales que los del traje de Pertegaz», confesó a «La Opinión de La Coruña» en una entrevista. No obstante, prefiere no hablar demasiado sobre su distinguida nómina de clientes. Siempre ha optado por mantenerse en un segundo plano, aunque ha participado en un programa de «Maestros de la Costura», invitado por Lorenzo Caprile, uno de sus grandes amigos.