Vida

La Infanta Doña Pilar será enterrada en la intimidad y se oficiará un funeral en El Escorial

La Infanta Doña Pilar será enterrada en la intimidad y se oficiará un funeral en El Escorial

Por expreso deseo de la familia, Doña Pilar descansará junto a su marido

Las exequias de la Infanta Doña Pilar se celebrarán «en estricta intimidad» por voluntad expresa de la familia. No obstante, en los próximos días se oficiará un funeral solemne en el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Aunque como Infanta de España Doña Pilar tenía derecho a ser enterrada en el Panteón de Infantes de El Escorial, los restos de la hermana mayor de Don Juan Carlos descansarán junto a los de su marido, Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada, fallecido en 1991 y enterrado en la Sacramental de San Isidro.

Numerosas personas se acercaron ayer al domicilio de la Infanta, en la urbanización de Puerta de Hierro, para dar su último adiós a Doña Pilar en medio de una gran expectación mediática. Tan solo veinte minutos después de conocerse la triste noticia, se desencadenaba un goteo incesante de fotógrafos y cámaras en búsqueda del mejor puesto para retratar a los familiares que iban llegando. Algunos vehículos se detenían ya en el interior del jardín de la casa lo que hacía más complicada su labor. Los Reyes llegaban sobre las 18.45 horas, en un coche que conducía Don Felipe con la ventanilla bajada. En el interior, permanecieron hasta las ocho y media cuando se les veía abandonando el lugar, tras mostrar sus condolencias a los cinco hijos de la Infanta Pilar -Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando Gómez Acebo-.

A las 19.15 horas, quince minutos ante de que comenzara la misa, las cámaras retrataban la llegada del vehículo de Don Juan Carlos, con semblante serio y visiblemente afectado, y Doña Sofía. La Infanta Doña Margarita, acompañada de su hija María Zurita, llegó al domicilio a bordo de un Cabify, mientras que la Infanta Elena llegaba en el asiento del copiloto de un vehículo que conducía su hija Victoria de Marichalar. En la parte posterior viaja su hermano Felipe. También acudió Juan Urdangarin, hijo de la Infanta Cristina, y el Príncipe Konstantin de Bulgaria.

En representación de la Casa de Alba, se desplazaron hasta la capilla ardiente Fernando, Cayetano y Eugenia Martínez de Irujo, que llegaron, eso sí, por separado.

Acudieron también muchos amigos como el presidente de honor de Vocento, Santiago Ybarra, y su esposa, Mercedes Baptista, condes de El Abra; Santiago Bergareche, el marqués de Cubas, Fernando Falcó; Adolfo Suárez, Paloma Segrelles, Javier Hidalgo, el abogado Antonio Garrigues Walker, Tessa de Baviera, Nora de Liechtenstein o Laura Ponte (exmujer de Beltrán).

Durante toda la tarde no dejaron de llegar coronas florales, del Grupo Social la Once, del Comité Olímpico Español, de la Fundación Santos Toledano o el Rastrillo Nuevo Futuro.