Vida

La Infanta Doña Pilar, hermana del Rey Don Juan Carlos, el «alma» de la Familia Real española

La Infanta Doña Pilar, hermana del Rey Don Juan Carlos, el «alma» de la Familia Real española

Tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos cuando contrajo matrimonio morganático, es decir, con una persona que no era miembro de Familia Real

Muere Pilar de Borbón, infanta y hermana del Rey Don Juan Carlos

Doña Pilar de Borbón, una vida en imágenes

Nacida en el exilio, en Cannes en 1936, Doña Pilar era la primogénita de Don Juan de Borbón y Doña María de las Mercedes. A pesar de ser la primera hija del matrimonio, en la monarquía española todavía se mantenía la prevalencia del varón sobre la mujer, por lo que cuando nació su hermano el Príncipe Juan Carlos, esta perdió los derechos dinásticos a reinar, no ocurrió así en otras monarquías como fue el caso de Beatriz de Holanda o Margarita de Dinamarca.

Presentación en sociedad

La Infanta celebró en octubre de 1954 en el Hotel Palacio su baile de presentación en sociedad, y son muchas las fotos que se conservan del evento en los archivos del alojamiento. A la puesta de largo acudieron hasta dos mil personas, incluidos varios representantes de las familias reales europeas.

La Infanta Pilar baila con su padre, el Conde de Barcelona, durante su presentación en sociedad - EFE

La protagonista entró en el salón del hotel flanqueada por sus padres. Tras ellos, el entonces Príncipe Juan Carlos, quien por entonces apenas tenía 16 años. Con apenas un año y medio de diferencia entre ellos, crecieron muy unidos.

Tras su puesta de largo, Don Juan intentó que surgiera la chispa entre su hija y el Rey Balduino. Para ello, la Infanta Pilar se trasladó a Bélgica junto a Fabiola de Mora y Aragón como acompañante. Es de sobra conocida el resto de la historia: entre el rey y la infanta no surgió el amor y fue Fabiola quien terminó como Reina de los belgas.

Matrimonio morganático

El destino reservaba otro camino para la Infanta Pilar. En el año 1965, tras instalarse definitivamente en Madrid, conocía en casa de Simeón y Margarita de Bulgaria al aristócrata Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada. Dos años más tarde se anunció de forma oficial el compromiso entre la joven pareja, de cuyo matrimonio nacerían cinco hijos. La Infanta tuvo que renunciar a sus derechos dinásticos cuando contrajo matrimonio morganático, es decir, con una persona que no era miembro de Familia Real y, para ello, sus padres la obligaron a esperar a que su hermano Don Juan Carlos se casara con la PrincesaDoña Sofía y tuviera descendencia. Doña Pilar se casó el 5 de mayo de 1967 con Luis Gómez-Acebo, hijo del marqués de Deleitosa, en el Monasterio de los Jerónimos, de Belém. Del matrimonio nacieron cinco hijos –Simoneta, Juan, Bruno, Beltrán y Fernando– que le dieron once nietos.

La Infanta Pilar de Borbón y su marido Luis Gómez Acebo, junto a sus hijos - ABC

Su pasión siempre han sido los caballos y era una magnífica amazona, hasta que los años la alejaron de las cuadras, pero siguió vinculada a la hípica durante mucho tiempo como presidenta de la Federación Ecuestre Internacional. Viuda desde 1991, a Doña Pilar le gustaba leer, pasar las vacaciones en Mallorca y viajar a Portugal para ver a sus antiguos amigos.

«He tenido mucha suerte en la vida»

Campechana, sencilla, muy espontánea y con un marcado carácter, Doña Pilar era, desde que falleció su madre, el alma de la familia, a la que le gustaba reunir en torno a su mesa. En su casa, ya sea la de Madrid o la que tiene en la urbanización Sol de Mallorca, se solían celebrar las fiestas familiares más señaladas.

Hace casi tres años la Infanta Doña Pilar cumplió 80 años. Motivo por el que volvió a reunir a sus familiares y seres más queridos en su residencia de Mallorca. « Los alifafes de la vejez son un espanto (bromeaba). He tenido mucha suerte en la vida. He tenido unos padres fantásticos y un marido que era un encanto, aunque perdí demasiado pronto. Y cinco hijos que todavía me hacen caso y vienen por casa», dijo pocos meses antes de su aniversario durante una entrevista para ABC.

La Infanta Pilar junto a su sobrino el Rey Felipe y su mujer Doña Letizia - ABC