Vida

La incombustible Kim Basinger

La incombustible Kim Basinger

La actriz estadounidense regresa al mundo de la moda para protagonizar una campaña

Está a punto de cumplir 67 años -será el próximo día 8 de diciembre- pero eso no frena a la incombustible Kim Basinger. La actriz, que empezó en el mundo de la moda y la publicidad, ha vuelto a sus orígenes. La estadounidense es la nueva imagen de la campaña «Holiday 2020» de la firma de Miuccia Prada, Miu Miu. Aunque no es la primera vez que trabaja para la marca italiana, sí que ha agradecido que hayan contado con ella de nuevo para que con esta campaña pongan en valor «la capacidad y la voluntad de las mujeres para transformar la percepción externa que se tiene sobre ellas, y su carácter a través de la moda que eligen llevar».

Con tan solo 18 años se convirtió en Miss Georgia, lo que le abrió todas las puertas de la industria y le hizo ganarse un puesto como modelo en la prestigiosa agencia Ford, fundada en 1946. Con el tiempo estudió interpretación para convertirse en actriz pese a la timidez que siempre la caracterizó.

Comenzó en la serie «Los ángeles de Charlie» y poco después, en 1973, tuvo su primer papel en una película: «Katie: Portrait of a Centerfold». Fue en el rodaje de la misma donde conoció a su primer marido, Ron Snyder, del que se divorció en 1989. Los últimos años fueron difíciles para la actriz pues la diagnosticaron de agorafobia y descubrió la infidelidad de su esposo, lo que precipitó el divorcio.

«A los 27 años empecé a tener ataques de pánico, me agarraban de repente cuando salía a hacer compras. Y por eso no podía salir de mi casa. Todos piensan que por las portadas de revista o por cierta sensualidad que proyecto, eso es lo que me define, pero no, siempre finjo serlo», decía en una de las pocas entrevistas que ha concedido Basinger. Pese a su fama y sus numerosos trabajos, tanto en el mundo de la moda como en el cine, siempre ha sido una mujer muy reservada con su vida privada y se ha mantenido alejada de la vida social.

Matrimonio tormentoso

Cuatro años después de su divorcio, Kim Basinger volvía a pasar por el altar con Alec Baldwin. «Entró al lugar, me besó, y me preguntó si quería tener hijos», cuenta la actriz del día que conoció al que se convertiría en su segundo marido. Lejos de asustarle lo que vivió aquel día en el restaurante Morton’s de Los Ángeles, como les podría pasar a muchas, se enamoró perdidamente.

Tras conocerse comenzaron un apasionado romance y una serie de encuentros sexuales que se alternaron con episodios de fuertes discusiones. No tardaron en convertirse en la pareja de moda de Hollywood. Por aquel entonces, Kim Basinger ya era todo un mito y una estrella gracias en parte a «Nueve semanas y media». La diosa de Hollywood. Las diferencias entre la pareja se fueron acrecentando con el paso de los años. En 2002, Kim Basinger y Alec Baldwin se separaron y comenzaron una guerra judicial por la custodia de su única hija, Ireland.

Ver los comentarios