Vida

La espantada de Ana Soria en el regreso de Ponce a los ruedos

La espantada de Ana Soria en el regreso de Ponce a los ruedos

La joven novia del torero no acudió a la plaza ni el sábado en Sevilla ni ayer en Jaén

El griterío popular ya no se divide entre izquierdas o derechas, de Cola Cao o Nesquik ni de playa o montaña. Ahora la calle se posiciona entre los que defienden a Enrique Ponce y los que se alistan en el bando de Paloma Cuevas. La disolución de sus 25 años de matrimonio y el posterior enamoramiento del torero de una joven rubia angelical ha creado una brecha en la sociedad, convirtiéndose en el monotema del chiringuito y las redacciones de periódicos. Y por eso, el pasado sábado en la gran reaparición de Ponce en el ruedo no faltaron representantes de ambos bandos. «Paloma Cuevas, te queremos», rezaba una de las pancartas que se exhibieron en el tendido de la plaza de Osuna (Sevilla), donde el maestro de Chiva compartía cartel con Javier Conde y Diego Ventura. Incluso se escuchó algún abucheo cuando Ponce pisó el albero y dibujó una A -¿de Ana?- con el pie, en lugar de la tradicional cruz.

La joven Ana Soria transitaba en la mente del maestro y del resto de la plaza, pero ni rastro de ella en el tendido. La expectación en Osuna era mayúscula, tanto por ser la primera aparición en el ruedo de Ponce tras el estado de alarma y la primera tras convertirse en el hombre más buscado de la prensa social. Firmó una buena faena cortando dos orejas a sus dos toros de la ganadería de Julio de la Puerta, pero dejó con ganas de más y sobre todo de verle brindándole su buen hacer a ella.

Sorprendió su ausencia, porque hace tiempo que tratan de imprimir normalidad en su relación y no se molestan en esconderse. Se dedican mensajes en redes profesando su amor con imágenes de carantoñas y arrumacos, pero de momento Ana Soria prefiere no pisar la plaza. Ayer Ponce toreó en Navas de San Juan (Jaén) con motivo del trigésimo aniversario de su alternativa, pero tampoco estaba ella. ¿Para cuándo la gran aparición de Ana Soria en el tendido? Las cámaras y los fotógrafos continúan expectantes. Aún queda verano y cartel para rato.