Vida

La Duquesa de Cambridge apuesta por una melena «bronde»

La Duquesa de Cambridge apuesta por una melena «bronde»

El resultado: un cabello vibrante, intenso, cálido y lleno de luz

El estreno de la cuarta temporada de la serie «The Crown» de Netflix vuelve a llevar al primer plano de la actualidad a la Familia Real británica muy a su pesar, si tenemos en cuenta las críticas que algunas personas de su entorno han hecho de la serie. Pero Catalina de Cambridge, al margen de esta polémica, ha hecho su última aparición pública mostrando su habitual melena castaña convertida en un «bronde», el tono de cabello más solicitado de la temporada. La palabra viene de la fusión de «brown» (castaño) y «blond» (rubio) y consiste en aplicar mechas rubias sobre una base miel o cobre, con un resultado similar al que llevaban Jennifer López o Beyoncé a principios de los años 2000.

Según Eduardo Sánchez, director del salón que lleva su nombre, este castaño claro gusta mucho a las castañas naturales porque es más luminoso y juvenil. «Aunque la Duquesa de Cambridge mantiene un tono profundo y sostenido que se mantiene fiel a su castaño original, le ha dado reflejos más claros mediante mechas “baby lights”, muy finas, que consiguen un efecto de aclarado general». «El objetivo del “bronde” es obtener unos reflejos perfectos y un brillo infinito de manera que parezca totalmente natural, como si tu rubio natural se hubiera oscurecido o tu marrón se hubiera aclarado de manera uniforme», añade la peluquera Diana Doureo. «Es tan sencillo como añadirle luz a una base oscura, en el caso de las morenas, o, por el contrario, oscurecer una base más clara en las melenas rubias». El resultado: un cabello vibrante, intenso, cálido y lleno de luz.

¿Para quién? «Este tono es perfecto para mujeres como Catalina, cuyo color de base es castaño claro o rubio oscuro, y quieren lucir un color más claro sin un gran compromiso y evitando un efecto raíz muy marcado», apunta Sánchez.

Ver los comentarios