Vida

La dimisión de Domingo en Los Ángeles apunta al fin de su carrera en EE UU

La dimisión de Domingo en Los Ángeles apunta al fin de su carrera en EE UU

La dimisión de Plácido Domingo como director de la Ópera de Los Ángeles, precedida de su decisión de no volver a actuar en el MET Opera de Nueva York y del veto de tres teatros estadounidenses, apunta al fin de la carrera del tenor español en Estados Unidos, donde varias mujeres le acusan de acoso sexual.

El madrileño, que en enero cumplirá 79 años, ha presentado su dimisión como director general de Los Angeles Opera, en la que estaba desde que ayudó a fundarla, en 2003, y tampoco volverá a actuar allí, lo que supone el fin de medio siglo de carrera en la ópera estadounidense.

"Mientras continúo mi trabajo para limpiar mi nombre, he decidido que lo mejor para el interés de LA Opera —que tiene en curso una investigación interna sobre su comportamiento en ese teatro— es que dimita como su director general y que cancele mis actuaciones futuras", afirma en el mensaje enviado este miércoles por la noche a Efe por su representante.

Nueve mujeres, ocho de ellas de forma anónima, achacaron a Domingo el 12 de agosto, en una información de una agencia de noticias, acoso sexual en los años ochenta, a lo que él respondió que siempre creyó que eran relaciones e interacciones "consensuadas" y "bienvenidas".

El 5 de septiembre, el mismo medio informó de otros once casos, diez de forma anónima, a lo que el tenor respondió, por medio de su portavoz, que se trataba de una campaña "imprecisa y contraria a la ética" de la agencia de noticias —todas las acusaciones han sido en ese medio y ninguna se ha formalizado en un juzgado— "para denigrar" al artista.

"Llevo la Ópera de Los Ángeles profundamente en mi corazón y tengo mi trabajo para crearla y levantarla como uno de mis legados más importantes. Sin embargo, las recientes acusaciones formuladas en mi contra por la prensa han creado una atmósfera en la que mi capacidad para servir a esta compañía que tanto amo han quedado comprometidas", añade en su comunicado Domingo.

Respaldo en Europa

Según distintas fuentes próximas al artista consultadas por Efe, su determinación está vinculada también a lo sucedido la semana pasada, cuando anunció que no volvería a actuar en el Met Opera de Nueva York, donde debería haber estrenado el día 25 Macbeth.

El MET es el teatro estadounidense en el que siempre había tenido más apoyo pero, tras las acusaciones de acoso, tuvo que afrontar el rechazo de varios trabajadores.

El tenor, que está en la actualidad en Nueva York, donde prepara su próxima actuación, el 13 de octubre en la Ópera de Zurich con Nabuco, está "empeñado" en limpiar su nombre y esperando el resultado de la investigación interna en Los Angeles Opera que lidera la abogada Debra Wong Yang y que podría estar lista antes de fin de año.

Acompañado de su familia y sus asistentes, Domingo estudia su papel en Nabuco y las actuaciones que tiene previstas en Europa.

Todos los teatros europeos mantienen sus actuaciones, entre ellos el Palau de les Arts de Valencia y el Teatro Real, y varios de ellos han manifestado ya en varias ocasiones que, en cualquier caso, esperan la resolución de la investigación.

Domingo, según su página web, ofrecerá un recital en Moscú el día 17 de octubre y a partir del 25 de octubre cantará en la Staatsoper de Viena Macbeth.

Lo que sí ha cancelado es su participación en la gala de entrega de los Premios Europeos de la Cultura, que se celebra el día 20 en la Ópera de Viena, donde iba a recibir un premio que se ha "aplazado" para el año que viene, según la organización.