Vida

La criticada actitud de Frank Blanco por las quejas a un pedido a domicilio

La criticada actitud de Frank Blanco por las quejas a un pedido a domicilio

El presentador denunció en Twitter a un restaurante de comida rápida por no enviarle los juguetes del menú infantil

Si hace unas semanas era Jon Kortajarena quien desataba la polémica en redes sociales tras publicar un mensaje contra una compañía de transporte por no enviarle una tortilla de patata, ahora ha sido Frank Blanco quien ha conseguido desatar la furia de los internautas tras compartir en su cuenta de Twitter un mensaje dirigido a otra empresa de reparto a domicilio que no incluyó en el pedido los juguetes del menú infantil.

«Qué pena que tras 2 meses confinados encargo cena a @BurgerKing través de @JustEat_es, pierdo 2 horas por errores en la comida y en la ausencia de unos regalos que acompañaban los menús infantiles, y que la respuesta sea que el cliente miente... Suerte, la vais a necesitar», escribía el presentador junto a una captura de pantalla en la que muestra el mensaje que la compañía de reparto le envió tras sus quejas y que sostenía que el repartidor sí había incluido dichos artículos.

Tras hacer pública su queja, los usuarios de Twitter no tardaron en criticar su actitud, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias excepcionales que atraviesa nuestro país como consecuencia del coronavirus: «¡Clientes así sobran la verdad! Porque en la situación en la que estamos, sabiendo como peligran los puestos de trabajo ahora, es bastante feo jugar con el trabajo de las personas por dos p... juguetes! Recuerda que donde antes estaban trabajando para ti 10 ahora son 4», escribe una seguidora, una respuesta de las más de 2.000 que ha recibido.

«El mundo twitter ha reaccionado como esperaba a mi antepenúltimo tweet. Gracias por no defraudar. Dicho esto, y tras conversar con algunos de vosotros gustosamente, ese tweet no lo borro, voy a pasar página, y a seguir con mi vida», zanjaba ante el aluvión de críticas recibidas. Y es que Blanco no dudó en contestar a muchísimas de las personas que cargaron contra él, justificando que lo que le había molestado es que se le tachara de «mentiroso».