Vida

Kylie Jenner pierde el título de milmillonaria de la revista «Forbes» por supuesto fraude

Kylie Jenner pierde el título de milmillonaria de la revista «Forbes» por supuesto fraude

La publicación elimina a la pequeña del clan Kardashian de su prestigiosa lista por inflar su fortuna

Tal vez nunca debimos confiar en el espumoso éxito de las hermanas Kardashian-Jenner floreciendo a la sombra de un reality de televisión. Trece años de «Keeping Up with the Kardashians» se traducen en una larga lista de hitos que ellas pusieron de moda y que las convirtieron en máquinas de hacer dinero bajo la firma de sus apellidos. Tan convencidos de su marca estaban los editores de Forbes que el año pasado nombraron a la pequeña del clan, Kylie Jenner, la billonaria hecha a sí misma más joven de la historia. El asunto no sorprendió tanto como la noticia de retirarle el trono nueve meses después. Al llegar la temporada de impuestos, los periodistas de la revista se han llevad las manos a la cabeza al ver que la joven había «engordado» los números de sus ganancias.

La familia Kardashian lleva tiempo en lo más alto de las listas de Forbes: Kim, Khloe y Kylie se han convertido en iconos de estilo que se traducen en fortunas millonarias. Su estrategia dio sus frutos y el pasado noviembre la empresa Kylie Cosmetics fue adquirida por el gigante Coty por 1.200 millones de dólares. Esta semana la compañia reveló las omisiones, mentiras y bulos de una familia que ha monetizado su vida como ninguna otra.

Al igual que sus hermanas, el negocio de Kylie comenzó de la nada sacando provecho de un escándalo personal. La más joven de la familia pasó más de un año negando que estaba usando inyecciones de relleno de labios con apenas 16 años y, lejos de avergonzarse por haber sido descubierta en una mentira, ella y su astuta madre Kris Jenner convirtieron esa falacia en una oportunidad de marketing creando un kit labial que se convirtió en su primer gran lanzamiento.

Kylie Jenner respondió a las afirmaciones de Forbes con un ataque. «¿Con qué me estoy despertando? Pensé que era un medio con buena reputación», escribio la joven de 22 años. Y añadió: «Todo lo que veo son declaraciones inexactas y suposiciones no comprobadas. Nunca solicité ningún título ni intenté mentir. NUNCA». Sin embargo, según la revista, el equipo de publicistas de Jenner se enfadó en 2017 cuando su cliente apareció con su producto Lip Kit en el puesto número 59 de la lista de los 100 jóvenes más poderosos del mundo.

Lo que está claro es que Kylie apareció feliz en la portada de Forbes y estas críticas sobre que mintió y no es milmillonaria podrían difuminar su credibilidad ante su público. El titular de Forbes no deja lugar a dudas: «Dentro de la red de mentiras de Kylie Jenner, y por qué ya no es multimillonaria». Para Kiley, esta afirmación es un gran bulo. Su abogado, Michael Kump, emitió un comunicado donde asegura que no es su clienta quien miente sino la revista, que acusa a los contables de Kylie de falsificar su declaración de impuestos: «Estamos exigiendo que Forbes retire de inmediato y públicamente esa información. Es triste que haya dedicado tres reporteros para investigar el efecto de la crisis del coronavirus en el patrimonio neto de Kylie. No esperaríamos eso de un tabloide de supermercado, mucho menos de Forbes».

En una época donde la «Post-Verdad» es menos influyente en la formación de la opinión pública que las emociones provocadas por la primera oleada de información cargada de mentiras, nos quedamos con la idea de que Kylie Jenner es una estratosférica emprendedora. Los dimes y diretes a toro pasado de la información caerán pronto en el olvido dejando como única alternativa que las Kardashian son un modelo empresarial.