Vida

Isabel II y Felipe de Edimburgo, a través de las fotos que celebran siete décadas de matrimonio

Isabel II y Felipe de Edimburgo, a través de las fotos que celebran siete décadas de matrimonio

Con cada aniversario de bodas, la monarca y su marido recrean las mismas fotos para recordar los grandes momentos que han marcado su matrimonio y la fecha de su enlace hace 73 años

Con tan solo 13 años, Isabel Alejandra María Windsor o «Lilibeth» había conocido a su futuro marido, Felipe de Edimburgo, un cadete de 18 años. Chris Warwick, historiador oficial de la Familia Real británica, describe el encuentro como «afortunado», ya que «fue muy poco antes de que estallar la Segunda Guerra Mundial»: «Había un brote de sarampión en la Universidad Naval Real Británica en Dartmouth, así que Felipe fue encargado de cuidar de Isabel y Margarita y jugar con ellas», comenta Warwick en «The Queen at War» (La Reina en Guerra), un documental de Amazon Prime.

Como la mayoría de los romances, fue un amor que nació de una amistad y que a lo largo de los años empezó a crecer gradualmente. Aunque Isabel II y Felipe de Edimburgo son primos terceros por medio de la Reina Victoria, nunca se habían tratado como parientes porque siempre hubo una atracción dentro de una relación muy cordial. Claro está en la historia, y declarado por la pareja en numerosas ocasiones ante la prensa, que pasaban vacaciones juntos en familia. Lord Mountbatten insistió en la relación y de hecho, se lo propuso a su padre, el difunto Rey Jorge VI, y la pareja acabó sintiendo devoción el uno por el otro, fijando la fecha de la boda para el 20 de noviembre de 1947 en la Abadía Westminster de Londres, apenas dos años después del final de la Segunda Guerra Mundial.

La Reina y su marido, el 20 de noviembre de 1947

Isabel solo tenía 21 años cuando se casó con Felipe de Edimburgo. Han pasado exactamente 73 años y hasta ahora el matrimonio está considerado como el más largo y duradero de toda la historia de la corona británica. A día de hoy y con 99 años, Felipe se ha convertido en el consorte más longevo de dicha institución.

Felipe de Edimburgo con su mujer, la Reina Isabel II en su luna de miel en noviembre de 1947

Cada aniversario es tradición compartir con el resto del mundo icónicas imágenes que han marcado las más de siete décadas de su matrimonio. Como por ejemplo, el primer retrato de la pareja en su luna de miel en otoño de 1947, donde resalta el emblemático broche de « Crisantemo de Zafiro»: compuesto por zafiros y diamantes, una pieza seleccionada por la propia soberana cuando aún no había llegado a obtener la corona y a un año antes de casarse.

La Reina Isabel II con su marido en su 60 aniversario en 2007

Una fotografía con un gran significado ya que representa a el comienzo de una gran vida por delante, no solo como miembros de la Familia Real británica, sino como marido y mujer. Tan apreciado fue ese momento para el matrimonio, que cada cierto tiempo, con la ayuda de sus asesores, la monarca y su esposa se enfrentan al desafío de recrear la imagen.

Felipe de Edimburgo al lado de su mujer , Isabel II, en su 25 aniversario

Cabe destacar que, más allá del broche de Crisantemo, el peinado de la reina es exactamente el mismo que en 1947, al igual que su chaqueta con solapas, su collar y sus pendientes de perlas. Además del vestuario, las sonrisas y las miradas de devoción son evidentemente las mismas que hace 73 años atrás.

La Reina Isabel II con su marido, confinados en el Castillo Windsor en su 73 aniversario

Al igual que este año, se recrea el mismo posado que en 1972 cuando la reina se encontraba en el Palacio Buckingham con su marido admirando todas las cartas de felicitaciones en su 25 aniversario. Pero a diferencia de otras fotos, esta vez no se ha hecho un guiño al pasado ya que la soberana al igual que su marido, disfrutan con gran emoción leer las tarjetas de felicitación de sus bisnietos.

Ver los comentarios