Vida

Isabel II cancela la celebración de su cumpleaños por la emergencia sanitaria

Isabel II cancela la celebración de su cumpleaños por la emergencia sanitaria

Buckingham anuncia que están estudiando las posibles alternativas a la tradicional ceremonia

La cada vez más extendida pandemia del coronavirus ya ha provocado que se tomen medidas excepcionales en prácticamente todo el mundo. Ante la imposibilidad de prever cómo evolucionará la crisis provocada por el virus, el Palacio de Buckingham ya ha anunciado la cancelación de la tradicional celebración del cumpleaños de la Reina Isabel II, que estaba prevista, como cada año, para el próximo mes de junio. La monarca, que cumplirá 94 años en abril, tiene por costumbre posponer la fecha hasta inicios de verano por el impredecible tiempo del Reino Unido.

El desfile Trooping the Colour, cuya tradición se remonta al siglo XVII, reúne cada año a la Familia Real británica en el balcón de Palacio, una escena en la que este año probablemente no habrían estado presentes los Duques de Sussex, Meghan Markle y el Príncipe Harry, que acaban de mudarse a Los Ángeles. Pero ciñéndose, una vez más, a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, la monarca ha decidido cancelar la celebración.

« En línea con los consejos del Gobierno, se ha acordado que el desfile con motivo del cumpleaños de la Reina, también conocido como Trooping the Colour, no tendrá lugar de la manera tradicional», han dicho desde el Palacio de Buckingham. Aunque ya adelantan que están buscando soluciones alternativas: «Se están considerando numerosas opciones, de acuerdo con las recomendaciones».

Cancelaciones y traslados

Ante la situación de emergencia sanitaria sin precedentes que ha provocado el Covid-19, la Familia Real Británica decidió cancelar la agenda de la Reina, a excepción de las audiencias programadas, que en algunos casos se están realizando vía telefónica. Además, hace ya días que la monarca se trasladó al Castillo de Windsor, adelantándose a sus planes de Pascua, donde tendrá contacto con personas del exterior por el reducido número de trabajadores en esta residencia en comparación con el Palacio de Buckingham.