Vida

Infidelidades y crisis: la tormentosa historia de amor de Belén Esteban y Fran Álvarez

Infidelidades y crisis: la tormentosa historia de amor de Belén Esteban y Fran Álvarez

La expareja, que se conoció en 2001, vivió una complicada relación de idas y venidas

Este domingo Fran Álvarez, exmarido de Belén Esteban, era hallado sin vida, a los 43 años, en su domicilio madrileño. La noticia, que se hizo pública desde el plató de «Viva la Vida», ha sentado como un verdadero mazazo a la colaboradora de «Sálvame», que durante más de cinco años dejó grabado su romance en los platós de televisión. Su historia de amor, marcada por las sombras, estuvo llena de idas y venidas.

Fran y Belén se conocieron en el año 2001, tal y como él mismo confesó en una ocasión, gracias a la madre de su hijo, que conocía a la televisiva. Él era, por aquel entonces, camarero en el bar de su familia, situado en el barrio de San Blas, donde vivía la colaboradora. No obstante, no fue hasta 2005 cuando comenzó su relación, coincidiendo con la ruptura con Jesulín de Ubrique.

Tres años más tarde, en 2008, se casaron en la ermita de San Antonio del palacio del Negralejo. El matrimonio duró cinco años, pero estuvo marcado por las rupturas y las infidelidades por parte de Álvarez, que destrozaron a la «princesa del pueblo», ya que los rumores eran constantes. Incluso él llegó a realizar un «Sábado Deluxe» -gratuito, dicen- para pedirle perdón públicamente y reconocer la infidelidad tras salir a la luz los detalles de su aventura amorosa.

Pero tras numerosas reconciliaciones en una relación que estaba presente día sí día también en la televisión, anunciaron el divorcio. «No podemos estar juntos, se me va a llenar la boca toda la vida de poder decir que he estado casada contigo, con mi camarero. Ese eres tú», sentenció Belén Esteban entonces. Su última aparición pública juntos fue en 2012 y la propia televisiva reconoció que se separaba estando aún enamorada de su ex.

Lo suyo fue un «ni contigo ni sin ti» que terminó en una mala relación que se había trasladado hasta nuestros días. Sus diferencias fueron más que evidentes el pasado verano, cuando la madre de Andrea Janeiro se casó por lo civil con su actual marido, Miguel Marcos, porque Fran no quería concederle la nulidad eclesiástica.

A pesar de todo, Belén Esteban está muy afectada tras la repentina muerte de su exmarido -cuyas circunstancias aún se desconocen- que llevaba años arrastrando un problema de adicción a las drogas. La televisiva ha decidido quedarse en casa ante la gran expectación mediática que se ha creado tras conocerse la noticia y no ha acudido al trabajar por estar aún muy afectada.