Vida

Hackean el e-mail de la mejor amiga de Jeffrey Epstein: sus cómplices, al descubierto

Hackean el e-mail de la mejor amiga de Jeffrey Epstein: sus cómplices, al descubierto

El correo electrónico personal de Ghislaine Maxwell ha sido pirateado, y como consecuencia todos sus mensajes privados

Ghislaine Maxwell es una socialite británica, hija del millonario Robert Maxwell, que presentó al Príncipe Andrés y a Jeffrey Epstein. Y no solo eso. Sino que ella misma admitió que era quien contrataba a decenas de mujeres para que le dieran «masajes» al magnate en sus diferentes casas alrededor del mundo, y las autoridades la identifican como la encargada de reclutar no «masajistas», sino víctimas menores de edad para ser abusadas por el millonario. Sin embargo, desde que Epstein fuera encontrado muerto en su celda en una cárcel de máxima seguridad de Nueva York hace cuatro meses, desapareció. La amiga del acusado de pedofilia y prostitución de menores de edad se desvaneció como por arte de magia y el periódico británico «The Sun» llegó a ofrecer una recompensa de hasta diez mil libras (11.700 euros aproximadamente) a quien diese algún tipo de información sobre su paradero.

Ghislaine Maxwell con Jeffrey Epstein

Esta mañana, el diario «Daily Mail» ha informado de que el correo electrónico personal de Ghislaine Maxwell ha sido pirateado, y como consecuencia todos sus mensajes privados. En ellos aparecen los nombres de algunas de las personas vinculadas al caso de pedofilia y prostitución de menores de Jeffrey Epstein y corren el riesgo de ser descubiertos públicamente o venderse la información al mejor postor.

«Inocente»

Durante el juicio contra el magnate, Maxwell describió sus funciones como administradora de al menos seis viviendas de Epstein, para cuyo funcionamiento necesitaba, según explicó, «contratar a mucha gente» pero negó que una de sus labores fuera buscar mujeres para que se acostaran con él. «Contraté a mucha gente: asistentes, arquitectos, decoradores, cocineros, limpiadores, jardineros, gente para el mantenimiento de la piscina, pilotos. Contraté a todo tipo de personas…», afirmó, y añadió que «una parte muy pequeña de mi trabajo era encontrar terapeutas de masaje profesionales para Jeffrey» por medio de la visita a spas profesionales. «Si el spa era bueno, les preguntaba si hacían visitas a domicilio».