Vida

Frank Cuesta da a entender que vuelve a tener cáncer

Frank Cuesta da a entender que vuelve a tener cáncer

El televisivo, que ya padeció esta enfermedad, publica unos vídeos en las redes sociales en los que aparece sin pelo

Frank Cuesta (48 años) ha publicado una serie de vídeos en sus redes sociales en los que aparece sin pelo en la cabeza y en las cejas, dejando muy preocupados a sus más fieles seguidores. Han sido muchos los que se han pensado que el televisivo podría tener cáncer. Hay que recordar que en 2015 contó, una vez recuperado, que ya había sufrido esta enfermedad.

«Os voy a contar un secreto que muchos no sabéis… había pasado un cáncer que lo intentó pero no pudo conmigo. Durante los peores meses, no paraba de escuchar esta canción una y otra vez… hoy he vuelto a escucharla y sé que en esta vida… mientras haya vida, hay esperanza y mientras quieras, puedes», explicaba entonces.

Ante la avalancha de comentarios de sus seguidores preguntándole si volvía a tener cáncer, el televisivo ha respondido: «Muchos me estáis preguntando por qué no tengo pelo. He estado malo durante un tiempo, y por la medicina que me han dado, pues se te cae el pelo de todo el cuerpo».

Ver esta publicación en Instagram

www.youtube.com/frankcuestacanalyoutube

Una publicación compartida de Frank Cuesta (@cuestafrank) el

Y prosigue: «Estoy bien, bastante mejor. Hay que pelearse con todo y tirar para adelante». El televisivo también se ha definido por su calvicie forzada como una nueva especie, Crotus Guarris Pelatus. «Crocus guarris pelatus es un bicho diferente. Algunos lo confundiréis con el Crocus guarris guarris, el original. Este bicho es el mismo que el original pero se le ha caído el pelo, y como se le ha caído le pelo está muy feo. Pero tiene una característica: tiene cosas muy parecidas al original. A los dos les gusta tocar los cojones a los animales y a los dos les gusta tocar los cojones en las redes sociales», dice.

También ha querido desvelar cómo pasará estas fechas tan señaladas: «Pasaré las Navidades en casa, pero no dejaré de trabajar ni un solo día». Para él, los animales son lo más importante y estos «no entienden de fechas, enfermedades o prioridades huanas».